1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cine

Tras las huellas de Luke Skywalker

A pesar de que casi todas las películas de Star Wars se filmaron en Túnez, no queda casi nada del esplendor de la fantasía épica. Los aficionados intentan desde hace tiempo encontrar los lugares de rodaje originales.

¡Por fin llegan los clientes! Salem Ben Said recorre su cueva. Cuando vuelve a exponerse a la luz del sol, lleva un feneco en la mano, un pequeño zorro del desierto con las orejas muy grandes. Una foto con el asustado animal cuesta, al cambio, unos 50 centavos de dólar. François e Yvonne Boisson, sin embargo, rechazan amablemente su ofrecimiento. No han venido hasta Mos Espa en busca de fenecos.

Están buscando una galaxia: "Soy fan de Star Wars desde que era un niño; todo este ambiente es impresionante". Los ojos de François se iluminan al ver el pueblo. Hay un par de pequeñas casas amarillas, de techos abovedados y que carecen de ventanas. En el medio, dos cohetes de madera recuerdo del rodaje y arena, mucha arena. Esto es Mos Espa, en el planeta Tatooine, el lugar de nacimiento de Anakin Skywalker, alias Darth Vader.

En la película aparece varias veces la plaza, el puerto espacial de la ciudad. Hoy en día, en cambio, casi nadie viaja a Mos Espa o, como se llama realmente la localidad, Onq Jmel, situada en el suroeste de Túnez. Tres vendedores de recuerdos aguantan en el lugar. Ben Said intenta persuadir a los turistas franceses para que se pongan uno de los "trajes Jedi originales". Tres túnicas de lana marrón cuelgan de sendos postes de madera. Anakin Skywalker también se puso una. François Boisson se ríe y prefiere darse un paseo por las dunas que rodean al pueblo.

Star Wars Tunesien

Uno de los "trajes Jedi originales" que ofrecen a los turistas.

Los seguidores salvaron Mos Espa

Mos Espa estuvo a punto de desaparecer. Pero, en los últimos años, una operación de rescate puesta en marcha por las autoridades locales y los fans de Star Wars logró recaudar fondos para traer excavadores a través del desierto y mover la arena que a punto estaba de cubrir las casas.

"La mayor parte del dinero aportado por los fans procedía de Alemania: parece que, de alguna forma, logramos llamar la atención de la comunidad de seguidores alemana". Abderrahman Ameur se coloca la gorra. A pesar de que ronda la treintena, tiene el encanto de un niño, sobre todo cuando habla de Star Wars. Fundó el primer y único club de fans de Túnez. Doscientos "locos", como se llama tanto a sí mismo como a sus compañeros. Entre todos han conseguido salvar el lugar del rodaje. "Lo tengo al salir por la puerta. Es una suerte que no tienen todos los fans. Tengo que cuidarlo, es nuestro patrimonio nacional". En total hay doce localizaciones como esta. Ameur tardó un año en encontrarla. Y es que la mayoría de los que llegan aquí lo hacen utilizando los datos de geolocalización. Y un gps.

Star Wars Tunesien

Comedor de la familia Skywalker en la película.

“Sidi Driss”: visita obligada

A Matmata, en el centro del país, se puede llegar sin gps. En coche son casi cinco horas desde Mos Espa. Merece la pena, es el lugar más conocido de la saga. El hotel 'Sidi Driss' es una parada obligatoria para cualquier peregrino. Aquí nació Luke Skywalker, el hijo de Darth Vader.

Mesoud Barshid hurga debajo del mostrador. "Ah, aquí está. Es el sable de luz de Luke Skywalker". Barshid limpia con la mano el polvo que cubre el arma de plástico y, con un rápido movimiento, trata de extender la espada. Pero se atranca. "Cuando lo hacía Luke Skywalker quedaba más elegante". Eso sí, el sonido del juguete sigue funcionando.

Star Wars Tunesien

Vista del hotel "Sidi Driss", lugar de nacimiento de Luke Skywalker.

Cada vez queda menos

Barshid se encuentra en el patio del hotel que dirige desde hace muchos años. Es una especie de agujero redondo, excavado en el suelo. Las habitaciones, que salen del patio, son oscuras y frescas. Aquí vivió Luke con sus tíos. A mediados de la década de los 70, el creador de Star Wars, George Lucas, rodó aquí. Cuando volvió con su equipo en el año 2000, Barshid estuvo presente. "Aquí se rodó El ataque de los clones. Durante un mes y medio nadie pudo entrar. Lo redecoraron todo". Barshid golpea una caja marrón con botones que cuelga de la pared. Uno de los decorados de entonces. En las paredes cuelgan fotos de Lucas y su equipo.

Pero eso fue hace mucho tiempo. Del esplendor de la saga no queda casi nada. Hasta el equipo de rodaje le ha dado la espalda a este lugar. La séptima entrega se rodó en Abu Dhabi. Oficialmente, Túnez no era suficientemente seguro. Pero Barshid sospecha que hay otra razón detrás del cambio: "Los jeques simplemente ofrecieron más dinero".




DW recomienda