1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Tras 67 horas, hallan un sobreviviente del alud en China

Los rescatistas lograron sacar con vida a un joven trabajador. Otro cuerpo fue encontrado, dejando la cifra de desaparecidos en 74 personas.

Un hombre de 19 años fue rescatado con vida este miércoles (23.12.2015) de entre los escombros que quedaron tras el alud que afectó a un parque industrial y edificios residenciales en la ciudad china de Shenzhen, cerca de la frontera con Hong Kong. El sobreviviente fue hallado a eso de las 3 am, más de 67 horas después del accidente, junto a otra persona. Luego de tres horas de trabajo, los rescatistas pudieron sacarlo a superficie con vida y consciente.

Su acompañante, sin embargo, no presentaba señales de vida, por lo que se trata del segundo muerto oficialmente confirmado tras la tragedia desatada el pasado domingo, cuando miles de toneladas de tierra arrasaron con las viviendas y las construcciones que encontraron a su paso, enterrando a una cantidad indeterminada de personas, que las autoridades cifran por ahora en 74.

El lugar del deslizamiento de tierra está ahora lleno de enormes máquinas removiendo la tierra, pues a estas alturas, pasadas más de 70 horas desde que se produjo el alud, los expertos prácticamente descartaban la posibilidad de hallar más personas con vida. En los trabajos de remoción de escombros trabajan más de 4.000 personas, que ahora se abocan al hallazgo de los cuerpos de las personas desaparecidas.

Primera detención

El sobreviviente fue identificado por la prensa local como Tian Zeming, un trabajador proveniente de Chongqing y cuyo nombre figuraba en la lista de desaparecidos preparada por las autoridades. Tras ser sacado, fue rápidamente trasladado a un centro asistencial con ambas piernas fracturadas. “Les dijo a los soldados que lo rescataron que había otra persona viva cerca de él”, aseguró la agencia Xinhua. Posiblemente se refería a la otra persona que fue sacada sin signos vitales.

La tragedia ocurrió el domingo cuando una enorme pila de restos de construcción se vino abajo por una colina. Más de 900 personas fueron evacuadas y al menos 16 debieron ser hospitalizadas luego de que el deslizamiento cubriera 14 fábricas, dos edificios de oficinas, una cantina, tres dormitorios y otras 13 construcciones. La policía, en tanto, detuvo al vicepresidente de la compañía Yixianglong Investment and Development, por su eventual responsabilidad en la tragedia.

DZC (Xinhua, South China Morning Post, CNN, Reuters)


DW recomienda