1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Tröglitz protesta tras el incendio intencionado del albergue

Tras el incendio provocado en el futuro albergue de refugiados de la ciudad, unas 300 personas se reunieron para protestar por el ataque.

Unas 300 personas acudieron esta tarde (04.04.2015) a una manifestación espontánea convocada por el exalcalde de Tröglitz, Markus Nierth, a favor de un "Tröglitz abierto". Entre los asistentes había diversas autoridades, incluyendo al primer ministro de Sajonia-Anhalt, Reiner Haseloff (CDU). El nuevo incidente se suma a otros dos similares registrados en los últimos meses. Un hogar de refugiados casi terminado fue incendiado en diciembre en Vorra, en el centro de Alemania, y otro sufrió la misma suerte en febrero cerca de Lübeck, en el norte.

Las protestas vinieron desencadenadas por un incendio provocado, que destruyó hoy parte de un futuro hogar de refugiados en el este de Alemania contra el que venían protestando desde hace semanas grupos de ultraderecha. El ataque fue tachado de "vergonzoso" por el Gobierno alemán. La policía y la fiscalía del estado federado de Sajonia-Anhalt confirmaron que todos los indicios apuntan a que el siniestro fue provocado por una o más personas que se colaron en el edificio y vieron "casi imposible descartar" una motivación política.

La nueva serie de ataques se da en medio de un fuerte aumento de refugiados en Alemania, sobre todo de Siria y Kosovo, que está poniendo a prueba la infraestructura disponible en muchas ciudades y alentando el debate sobre las leyes de inmigración y asilo. Algunos estados federados aseguran que el número de refugiados recibidos en los tres primeros meses del año triplica el del mismo periodo de 2014. El Gobierno estima que unas 300.000 personas pedirán
asilo este año en Alemania.

El aumento de solicitudes y las noticias de radicales que viajan a Siria para unirse a milicias yihadistas agitaron sentimientos contra la inmigración, plasmados en las multitudinarias marchas "contra la islamización de Occidente" del polémico grupo islamófobo Pegida.

MS (dpa/efe)