Tormenta Javier se debilita frente a las costas mexicanas | América Latina | DW | 09.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Tormenta Javier se debilita frente a las costas mexicanas

El fenómeno meteorológico se degradó a depresión tropical, pese a lo cual generará lluvias torrenciales en distintos estados del país.

La tormenta Javier, que amenazó con vientos de hasta 100 kilómetros por hora a México, se degradó a depresión tropical en el Pacífico mexicano, anunciaron este martes (09.08.2016) las autoridades del Servicio Meteorológico Nacional (SMN). La depresión avanza en dirección noroeste a 9 kilómetros por hora, con vientos sostenidos de 55 km/h y rachas de hasta 75 km/h, indicaron los expertos.

Javier se desplazaba en paralelo a las costas del suroeste de Baja California Sur, y si bien se espera que recupere fuerza y sea nuevamente tormenta tropical, eso duraría poco y el miércoles ya volvería a convertirse en una depresión. Según el SMN, Javier “provocará tormentas puntuales intensas en Baja California Sur; tormentas puntuales muy fuertes en los estados de Sonora, Chihuahua, Durango y Sinaloa, y tormentas puntuales fuertes en Nayarit, Jalisco y Colima”.

Debido a los fuertes vientos, también se prevé un oleaje elevado en las costas de Sinaloa y Baja California Sur, con olas de hasta cuatro metros en el Golfo de California, y en Nayarit las olas podrían alcanzar los 2,5 metros de altura. Las autoridades federales y estatales mantienen una alerta ante la llegada de Javier, después de que la tormenta tropical Earl dejara 45 muertos y miles de damnificados durante su paso el fin de semana.

Efectos también en EE. UU.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH), por su parte, informó que “se espera un debilitamiento adicional en los siguientes dos días, y se pronostica que Javier se convierta en remanente de baja presión” el miércoles. El Gobierno de México canceló desde el lunes temprano una alerta por efectos de huracán debido a que la tormenta no había ganado fuerza, como se temió en un comienzo.

En Estados Unidos también se esperan fuertes precipitaciones y se teme que se produzcan crecidas de ríos en Arizona, Nuevo México y el sur de Utah y Colorado. Antes de degradarse, Javier obligó a las autoridades mexicanas a evacuar a personas que viven en zonas bajas en Cabo San Lucas, ante la posibilidad de que haya inundaciones, aunque el SMN informó que quedaron desactivadas las zonas de prevención y vigilancia. Aun así, se hizo un llamado a la población a seguir las recomendaciones de Protección Civil y a extremar precauciones.

DZC (EFE, dpa, Reuters)


DW recomienda