1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Tormenta Erika deja varios muertos en su paso por el Caribe

La isla de Dominica reportó al menos 35 fallecidos por el fenómeno meteorológico, que también afectará a Haití, República Dominicana, Cuba y Estados Unidos.

La tormenta tropical Erika azotó con dureza este viernes (28.08.2015) a la isla de Dominica, donde las autoridades reportaron la muerte de al menos 35 personas. El fenómeno meteorológico inundó aldeas y rutas, causando gran destrucción. La prensa local informó que 27 personas perdieron la vida en la aldea de Petite Savanne tras un deslizamiento de tierra, mientras que otras ocho personas murieron en distintas localidades del país.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos emitió una alerta de tormenta tropical para República Dominicana, Haití, Bahamas y las Islas Turcas y Caicos, además de instar a los residentes de Cuba y Florida a que estén atentos a la evolución de Erika, que podría azotar con vientos de hasta 85 kilómetros por hora a estos países entre este mismo viernes y el próximo lunes.

Dominica fue el único territorio seriamente afectado por el paso de Erika por el Caribe Oriental, donde a pesar de las fuertes lluvias recibidas no se informó de víctimas mortales o daños materiales destacados. Los gobiernos locales emitieron alertas de tormenta tropical, cerraron instalaciones públicas y aeropuertos, pero los efectos fueron mínimos en las Islas Vírgenes Británicas, Monserrat, Islas Turcas y Caicos, San Cristóbal y Nieves y el resto de territorios de la región.

Alerta en Florida y Haití

Cuba decretó “alerta ciclónica” para cuatro provincias de su región oriental (Santiago de Cuba, Granma, Holguín y Guantánamo) ante la cercanía de la tormenta tropical. Las autoridades indicaron que las medidas se adoptaron debido a la trayectoria oeste-noroeste que sigue Erika, en previsión de que provoque lluvias fuertes y localmente intensas desde Guantánamo a Ciego de Ávila, así como de los vientos desde 65 hasta 100 kilómetros por hora que acompañan esta tormenta.



En Florida, en tanto, el gobernador, Rick Scott, declaró estado de emergencia para liberar recursos que permitan prepararse para la llegada de Erika. En Haití, por su lado, el presidente Michel Martelly usó las redes sociales para llamar a los ciudadanos a que “sigan las instrucciones de seguridad dictadas por las autoridades”. El Centro Nacional de Meteorología (CNM) de Haití advirtió que el fenómeno dejará fuertes vientos, abundantes lluvias y marejadas a su paso por el país.

DZC (dpa, EFE)