Toma de rehenes sigue manteniendo en vilo a Sídney | El Mundo | DW | 15.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Toma de rehenes sigue manteniendo en vilo a Sídney

Un hombre mantiene secuestradas desde hace horas en una cafetería del centro de la ciudad australiana de Sídney al menos a una decena de personas. El secuestrador es un refugiado iraní con antecedentes penales.

El secuestrador, un hombre armado, de unos 40 años de edad, mantiene retenidos a los rehenes en el "Lindt Chocolate Cafe", situado en la zona financiera "Martin Place" de la ciudad australiana desde primeras horas de la mañana.

El hombre es un refugiado iraní condenado por agresión sexual llamado Man Monis. Nació en Irán con el nombre de Manteghi Bourjerdi, se trasladó a Australia en 1996 y adoptó el nombre de Man Haron Monis, según el canal 9News.

Foto de Man Haron Monis, el secuestrador.

Foto de Man Haron Monis, el secuestrador.

Hace varias horas, dos supuestas rehenes, una mujer que trabaja en el local y una clienta, sujetaban contra el cristal de la entrada una bandera negra con un texto en árabe en el que se lee "No hay otro Dios que Alá y Mahoma es su profeta".

Supuestas demandas del secuestrador

Al parecer, el secuestrador ha hecho una serie de demandas entre las que se cuenta que le entreguen una bandera de la organización terrorista Estado Islámico (EI) y hablar con el primer ministro del país, Tony Abbott.

Según testigos, el atacante obligó a algunos rehenes a llamar a emisoras locales para expresar públicamente sus demandas. El hombre les dijo que colocó cuatro bombas, dos en el café y dos en otras partes de la ciudad, informó el Canal 10. Las llamadas no han podido ser verificadas y las autoridades pidieron a todos que dejen las negociaciones en manos de los psicólogos de la policía.

Policía quiere resolver situación "de forma pacífica"

La subcomisionada de la Policía de Nueva Gales del Sur, Catherine Burn, dijo que estaban en contacto con el secuestrador "de varias maneras". "Queremos resolver esta situación de forma pacífica. Puede que nos lleve tiempo pero esta es nuestra intención. La prioridad es la seguridad de las personas que están dentro", había dicho Burn ante la prensa, y confirmó, en un principio, que cinco rehenes salieron ilesos del café de la chocolatería Lindt, aunque no aclaró si fueron liberados o lograron escapar. Más tarde, la Policía de Sidney asaltó el café y varios rehenes más fueron puestos en libertad, aunque aún no hay datos sobre el número exacto de liberados.

Al preguntársele si hay bombas escondidas en Sidney, Burn dijo que la Policía se ha desplegado por toda a ciudad sin que de momento se haya encontrado ningún paquete sospechoso e insistió en que la prioridad es resolver el secuestro de la cafetería.

Una brasileña entre los rehenes

Foto de Facebook de Marcia Mikhael.

Foto de Facebook de Marcia Mikhael.

La familia de una brasileña que vive en Australia informó hoy que la mujer está entre los rehenes retenidos en un café de Sidney, pero no confirmó la autenticidad de unos mensajes que se le atribuyen y que dicen que el secuestrador es del Estado Islámico (EI) y que habría dos bombas en otros puntos de la ciudad.

"Fuimos informados de que está en el café y que envió unos mensajes sobre lo que está sucediendo", dijo al canal de televisión Globonews un hombre identificado sólo como Jorge, hermano de Marcia Mikhael, la brasileña que permanece entre los rehenes de Sídney.

"En las redes sociales hay algunos recados supuestamente de ella, pero es muy difícil saber si es ella misma quien los envía", dijo el hermano de Mikhael, quien vive en Australia desde hace dos décadas. Según esos mensajes, que circulan en algunas redes sociales, la mujer asegura que el secuestrador pertenece al EI y que ha hecho "algunos pedidos simples que no se han cumplido".

CP (efe, dpa, rtr)