1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Tiroteo en Copenhague: "un acto de terrorismo"

Un civil murió y tres agentes sufrieron heridas leves en un tiroteo en el exterior de un centro cultural en la capital danesa, donde se debatía sobre arte y blasfemia. El Gobierno calificó el atentado de “terrorista”.

El seminario, con el título Arte, blasfemia y libertad de expresión, había sido organizado por el Comité Lars Vilks.

El seminario, con el título "Arte, blasfemia y libertad de expresión", había sido organizado por el Comité Lars Vilks.

El ataque, dirigido presuntamente contra el dibujante sueco Lars Vilks, ocurre unas cinco semanas después del atentado contra la revista "Charlie Hebdo" en París. La primera ministra danesa Helle Thorning-Schmidt dijo que "todo sugiere que el tiroteo... fue un ataque político y por lo tanto un acto de terrorismo". La policía está en alerta plena y "se han desplegado todos los recursos", afirmó Thorning-Schmidt.

Thorning-Schmidt: Todo sugiere que el tiroteo... fue un ataque político y por lo tanto un acto de terrorismo.

Thorning-Schmidt: "Todo sugiere que el tiroteo... fue un ataque político y por lo tanto un acto de terrorismo".

Con el título "Arte, blasfemia y libertad de expresión", el debate había sido organizado por el Comité Lars Vilks en un café de la capital danesa. El artista, de 68 años, ha recibido amenazas de varios grupos fundamentalistas islámicos desde que en agosto de 2007 publicó un retrato de Mahoma como un perro en el periódico sueco "Nerikes Allehanda". Una rama de Al Qaeda en Irak puso un precio a su cabeza de 150.000 dólares. Desde entonces lleva protección policial tras recibir amenazas de muerte y ser objetivo de varios ataques.

Los tribunales de Suecia condenaron en 2010 a dos y tres años de cárcel a dos hermanos por incendiar la casa del artista en el sur de este país nórdico. Otras tres personas fueron absueltas dos años después de planear un atentado contra él durante la Bienal de Arte de Gotemburgo. En enero de 2014 la estadounidense Colleen LaRose, alias "Yihad Yane", fue condenada a diez años de cárcel acusada de participar en una conspiración islamista para matar a Vilks, un complot que no se llevó a cabo. La mujer viajó en 2008 a Europa pero al parecer no se reunió con el cerebro del ataque. Después volvió a Estados Unidos y fue detenida.

Tanto Vilks como el embajador francés en Copenhague, François Zimeray, quienes figuraban entre los invitados al avento de este sábado en Copenhague, resultaron ilesos luego de que se registraran decenas de disparos con armas automáticas, señaló la Policía en un comunicado. Al evento asistía también la líder del grupo feminista Femen Inna Shevchenko. Testigos dijeron que los participantes del evento debieron pasar por un detector de metales antes de ingresar a la sala. También había policía armada en el lugar.

Pánico en Copenhague

Contra el café donde se celebraba el debate se registraron decenas de disparos con armas automáticas.

Contra el café donde se celebraba el debate se registraron decenas de disparos con armas automáticas.

Tras el atentado cometido contra la revista satírica francesa "Charlie Hebdo" en París el mes pasado, que dejó 12 muertos, lo ocurrido desató el pánico en la capital danesa. Por momentos reinó el caos en torno al lugar del ataque. Imágenes de los medios mostraban los numerosos agujeros en las puertas y ventanas del local por los impactos de las balas. La policía desplegó una persecución a gran escala.

La policía ha publicado una imagen del supuesto atacante, que tendría entre 25 y 30 años y mediría aproximadamente 1,85 metros.

La policía ha publicado una imagen del supuesto atacante, que tendría entre 25 y 30 años y mediría aproximadamente 1,85 metros.

Entretanto, la policía cuenta con primeros indicios de que hubo un solo atacante. Varios interrogatorios arrojaron este resultado, reportaron este sábado los investigadores. El hombre tendría entre 25 y 30 años y mediría aproximadamente 1,85 metros. Según la policía, tiene aspecto árabe. Los investigadores difundieron una imagen de una cámara de vigilancia en las cercanías del lugar donde quedó el auto en el que se dio a la fuga. La imagen muestra a un hombre vestido de negro con un gorro rojo. Quien haya visto al hombre o lo reconozca, debe comunicarse con la policía de Copenhague, se indicó.

En las principales vías de salida de Copenhague se establecieron controles. Asimismo se intensificaron fuertemente los controles en las fronteras danesas.

El presidente de Francia, François Hollande, ofreció "toda la solidaridad" de su país a la primera ministra danesa.

RML (efe, dpa)