‘‘Thatchermanía‘‘ en Londres | Cine | DW | 04.01.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cine

‘‘Thatchermanía‘‘ en Londres

El estreno en Londres de la Película ‘‘The Iron Lady’’ (La Dama de Hierro), sobre Margaret Thatcher, causa polémica y aviva el debate en torno a la figura de la ex primera ministra conservadora británica.

Meryl Streep, en el papel de la Dama de Hierro.

Meryl Streep, en el papel de la Dama de Hierro.

El año apenas acaba de comenzar, pero en el Reino Unido ya se sabe cuál va ser una de las películas más comentadas de 2012. Desde hace meses "The Iron Lady", la película que retrata a la ex primera ministra Margaret Thatcher, no deja de provocar titulares.

La película, que este miércoles tuvo su estreno europeo en Londres, seguramente hará que los cines de la isla se llenen durante las próximas semanas. Y tampoco sería una sorpresa que la actriz Meryl Streep, de 62 años, volviese a ganar un Oscar por este papel. El diario "The Times" ya coloca a "The Iron Lady" en el primer puesto de lista de las películas que hay que ver en 2012.

David Cameron y Margaret Thatcher en Downing Street

Margaret Thatcher y David Cameron en Downing Street.

Polémica hasta el día de hoy

Pero también la polémica estaba programada, pues la figura de Margaret Thatcher, que en la actualidad tiene 86 años y vive retirada desde que padece senilidad, sigue dividiendo al país todavía hoy. El debate seguramente proseguirá por la misma línea por la que discurrió hasta ahora, confrontando a los que odian y los que adoran a Thatcher.

Entre los elementos que más controversia han suscitado figura el hecho de que Thatcher aparece como una mujer frágil, gravemente afectada por la demencia senil, que sigue conversando con su marido, fallecido hace tiempo. Su propia hija le tiene que recordar que ya no es primera ministra. Como flashbacks se muestran la llegada al poder y su caída.

Admiradores y detractores

"Esa no es la Margaret Thatcher que yo conocí", afirma consternado Norman Tebbit, correligionario tory y ex miembro del gabinete y compañero durante años de Thatcher, en el diario conservador «The Telegraph». "No sé con quienes hablaron los creadores de la película de Meryl Streep", dijo. Seguro que no con sus las personas que estuvieron más cercanas a la primera ministra, que vivió entre 1979 y 1990 en el número 10 de Downing Street, añadió, indicando: "Mi experiencia es que ella no fue jamás ni mínimamente histérica, demasiado emocional, ni de reacciones exageradas, como Meryl Streep la retrata". Algunos diputados torys incluso exigieron un debate en el Parlamento sobre "el gusto y el respeto".

Para otros, el retrato de la primera ministra es amable e inofensivo. "La Thatcher de Streep no tiene nada que ver con la mujer con la que aprendí a tener miedo", afirma el crítico Kevin Maher en el diario "The Times". A su juicio, "se trata probablemente de ese estatus medio mítico que Thatcher ha recibido desde que dejó la vida política".

Margaret Thatcher en 1978.

Margaret Thatcher en 1978.

Política en segundo plano

Y otro de los puntos de controversia es también el hecho de que la directora británica Phyllida Lloyd no quisiera, tal como ella mismo dijo, mostrar la gestión de Thatcher, desde su política para acabar con el poder de los sindicatos, hasta la mano dura empleada en la guerra de las Malvinas o su acercamiento a Estados Unidos. En lugar de ello, explicó Lloyd, quiso mostrar qué precio tienen que pagar las personas por el poder. Además, otros de los temas importantes de la película es la posición de las mujeres en un mundo dominado por hombres.

También Streep ha señalado que no le importaba tanto el aspecto político como la personalidad de Thatcher. Y aunque asegura ser una persona de pensamiento profundamente liberal, admira a Thatcher desde que hizo la película. "Intento acercarme al detalle con tanto fervor, con tanta pasión y detalle como Lady Thatcher lo hacía con su trabajo", dijo la actriz durante el rodaje. "Confío en tener tanta capacidad de aguante como ella", añadió. (dpa)

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda