1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

Tests para los automóviles del mañana

En Bochum, la mediana empresa Akuvib examina por encargo de fabricantes de automóviles y proveedores componentes y vehículos completos. De vez en cuando, también lleva a cabo tests con prototipos.

Cuando los fabricantes de automóviles planean una nueva línea de producción, pasan varios años hasta que los coches en serie llegan al mercado. Después de todo, cada una de las partes del vehículo es sometida a varios controles. La mediana empresa Akuvib, con sede en Bochum, se ha especializado en este tipo de control de material por encargo de fabricantes de automóviles y proveedores, conquistando un nicho de mercado. No todas las empresas proveedoras cuentan con el espacio y dinero para mantener las caras instalaciones de control. Además, los fabricantes de automóviles le dan gran importancia a los resultados de análisis neutrales.

“Llevamos a cabo tests de prototipos, verificamos la resistencia y durabilidad de diferentes modelos, ya sean solo los componentes o vehículos completos”, dice el fundador de la empresa y propietario, Jörg Hansen. Entre sus clientes se encuentran Audi, BMW, Daimler, el Grupo-VW y Porsche, así como renombrados fabricantes de Italia, Francia y Suiza.

No todas las empresas proveedoras cuentan con el espacio y dinero para mantener las caras instalaciones de control.

No todas las empresas proveedoras cuentan con el espacio y dinero para mantener las caras instalaciones de control.

“Simulamos todo lo que le puede pasar en la vida al componente de un coche, por ejemplo, las vibraciones que pueden producirse en un automóvil. Para ello, los componentes son sacudidos en un ‘shaker'. También se analizan los efectos de la radiación solar sobre materiales en la cabina del coche. Asimismo, se comprueba la resistencia de partes del compartimiento del motor al polvo, agua y diferentes temperaturas”.

Absoluta discreción

De vez en cuando también les toca llevar a cabo tests con prototipos, vehículos completos, de los que solo existen unos cuantos ejemplares. Jörg Hansen destaca que su empresa siempre garantiza absoluta discreción cuando trabaja con un nuevo modelo.

Años antes de que un coche reciba el visto bueno para ser fabricado, en Bochum, los nuevos componentes pasan por una serie de controles. Jörg Hansen cuenta que, por ejemplo, hace un lustro le tocó verificar la resistencia de las llamadas pantallas “head up” (pantallas ancladas al fuselaje del vehículo).

La empresa Akuvib también lleva acabo tests con compnentes de la astronáutica.

La empresa Akuvib también lleva acabo tests con compnentes de la astronáutica.

Tan solo cuando se conocen los resultados neutrales de los exámenes de Akuvib, se procede a la fabricación en serie de los automóviles.

Hace una década, el ingeniero acústico Jörg Hansen fundó la empresa previendo la necesidad de un mercado en crecimiento. Hoy día, los 20 ingenieros y dos técnicos trabajan a pleno rendimiento. El volumen anual de ventas alcanza los dos millones de euros, y la demanda va creciendo.

DW recomienda