1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Terroristas suicidas matan a más de 50 personas en Nigeria

Dos mujeres se infiltraron en un campo de desplazados en el Estado de Borno, donde se hicieron estallar. Hay al menos 78 heridos.

Dos terroristas suicidas se hicieron estallar en un campo de desplazados en la ciudad de Dikwa, en el Estado de Borno (Nigeria), causando la muerte de al menos 51 personas y dejando heridas a otras 78, según los primeros reportes. El ataque, conocido este miércoles (10.02.2016), ocurrió la mañana del martes, pero las malas comunicaciones con la zona impidieron que se difundiera la noticia más rápidamente.

Las mujeres se infiltraron en el campo mientras se distribuía el desayuno. La Agencia de Control de Emergencias de Borno informó que una tercera suicida fue detenida poco antes de que cometiera otro atentado, y ha colaborado con las fuerzas de seguridad, entregando datos de próximos ataques, lo que ha permitido incrementar las medidas de resguardo y evitar eventuales nuevas masacres.

Los heridos están siendo tratados en distintos centros asistenciales ubicados dentro del campo, donde unas 50.000 personas viven tras ser desplazadas de sus hogares por la violencia del grupo radical Boko Haram. Si bien estos insurgentes no han reivindicado los ataques del martes, las autoridades nigerianas dan por sentado que es obra de ellos. Borno es uno de los epicentros de las acciones armadas de los radicales islamistas.

Zona de guerra

Aunque no se han entregado cifras oficiales de víctimas, una fuente de salud citada por la agencia AP aseguró que 51 cuerpos fueron enterrados el miércoles en Dikwa en un sepelio masivo de personas fallecidas en el ataque, la mayor parte de ellas menores de edad y mujeres. “La gente estaba haciendo cola para el desayuno, y una de las bombas explotó. En el caos que siguió a la explosión, otra bomba fue detonada”, explicó a Channels Televisión Mustapha Ali, un testigo del atentado.

“No tenemos control sobre nuestros movimientos. El Gobierno decide dónde nos quedamos, pero nos gustaría que nos realojaran en Maiduguri, porque ahora estamos en una zona de guerra”, añadió Ali. Solo en 2015, el grupo islamista radical fue responsable de más de 4.000 muertes a pesar de la creciente presión del Ejército nigeriano y de sus aliados regionales.

DZC (EFE, Reuters, AP)


DW recomienda