Terrorista suicida mata a decenas de chiíes en un pueblo de Irak | El Mundo | DW | 27.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Terrorista suicida mata a decenas de chiíes en un pueblo de Irak

En Siria, cuatro ataques suicidas simultáneos matan a una decena de soldados. La milicia radical de 'Estado Islámico' es repelida de nuevo de la ciudad siria de Kobane por los peshmerga.

Al menos una veintena de soldados iraquíes y milicianos chiíes murieron hoy y otros treinta resultaron heridos en un atentado suicida perpetrado en la zona de Yurf al Sahr, en la provincia de Babel, al sur de Bagdad, después de que las fuerzas de seguridad hicieran retroceder durante el fin de semana a las tropas del integrista 'Estado Islámico'.

Una fuente de seguridad de Hila, capital de Babel, informó a Efe de que el suicida detonó el coche bomba que conducía junto a una fuerza mixta del Ejército iraquí y de voluntarios de una milicia popular chií. Debido al gran número de heridos y al estado de gravedad de algunos de ellos, no se descarta que aumente la cifra de víctimas mortales.

La vista puesta en Kobane

Los combatientes kurdo repelieron hoy un nuevo ataque del EI contra la ciudad de Kobane, informó hoy el portavoz kurdo Idriss Nassan. Los extremistas atacaron la periferia norte de la ciudad situada en el norte de Siria y muy cerca con la frontera con Turquía, por la que esperan recibir refuerzos en breve. Mientras, Estados Unidos y sus aliados de la coalición internacional contra el EI reforzaron sus ataques aéreos, señaló Nassan.

Mientras tanto, el Frente Al Nusra, aliado de Al Qaeda en Siria, lanzó un ataque contra Idlib, en el noroeste de Siria, que controlan las tropas del gobierno sirio. Cuatro suicidas se hicieron volar por los aires en puestos de control militar y mataron a al menos diez soldados, informó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Además, el Observatorio señaló que 182 personas, entre ellos 60 niños y menores de 18 años, murieron la semana pasada en ataques aéreos del gobierno de Bashar al Asad. Otros 300 habrían muerto. El Observatorio cifró en 602 los taques aéreos contra áreas controladas por los rebeldes desde el pasado domingo.

LGC (EFE / dpa / Reuters)