1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Terrorista suicida en mezquita era saudita, dice Kuwait

Las autoridades kuwaitíes aseguraron que el autor de la muerte de 27 personas el pasado viernes era un joven de 23 años que había llegado al país ese mismo día.

El atentado suicida lanzado contra la mezquita chiita Imán al Sadik el pasado viernes, que se saldó con la muerte de 27 personas, fue perpetrado por Fahd Sulaiman Abdul Muhsin al Qabbaa, un joven saudita que llegó a Kuwait por vía aérea la madrugada del mismo día del ataque. Esa es la información que reveló este domingo (28.06.2015) el Ministerio del Interior kuwaití, que también confirmó la detención de otras dos personas por su presunta implicación en el atentado.

Se trata, según dos comunicados del Ministerio de Interior, del conductor del vehículo que llevó al suicida a la mezquita blanco del atentado, y del propietario de la casa donde estaba escondido. El conductor, de 26 años de edad, es extranjero y vive de forma ilegal en el país, precisó Interior, que agregó que su detención se produjo en el barrio de Al Riqqa, en el sur de la ciudad de Kuwait. El otro detenido es un kuwaití que apoya a la ideología yihadista.

El momento de la llegada del terrorista sugiere que ya tenía una red establecida en Kuwait. El Ministerio dijo que la Policía ahora busca más socios y colaboradores en este “despreciable crimen”, añadiendo que Al Qabbaa había nacido en 1992. El Estado Islámico (EI) asumió la autoría del atentado del viernes, la primera matanza de este tipo en el pequeño Estado del Golfo, donde los chiitas constituyen un 30 por ciento de la población.

No figuraba en lista de terroristas

Por su parte, el Ministerio del Interior de Arabia Saudita aseguró que el suicida que presuntamente perpetró el ataque no figuraba en los registros de seguridad del país en ninguna actividad relacionada con el terrorismo, y detalló que Fahd al Qabbaa había abandonado la capital, Riad, el jueves 25 de junio con destino Manama, la capital de Bahréin. Hasta el momento, al menos 20 personas han sido arrestadas por su supuesta vinculación con el ataque.

Además de las 27 personas que murieron, otras 227 resultaron heridas cuando el hombre detonó la carga de explosivos que llevaba adosada al cuerpo en la sala de oración donde se congregaba un gran número de creyentes, más de 2.000 según algunas fuentes, con motivo del rezo del mediodía del viernes. El de Kuwait fue uno de los tres ataques acaecidos en tres continentes en el mismo día vinculados aparentemente a islamistas de línea dura.

DZC (EFE, Reuters, dpa)