1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Terremoto sacude costa mediterránea de Marruecos y Melilla

Un sismo de 6,3 en la escala de Richter se registró en la madrugada en la costa mediterránea de Marruecos y en el enclave español de Melilla. Un niño murió de un infarto en Alhucemas al sufrir un ataque de pánico.

Un fuerte terremoto, de magnitud 6,3 según el Instituto Geográfico Nacional de España, sacudió en la mañana de hoy la costa mediterránea de Marruecos y el enclave español de Melilla, según informaron las autoridades españolas.

El sismo, que ocurrió a las 04:22 GMT, causó daños materiales y dejó al menos 15 heridos leves en Melilla, ciudad situada en el norte de África. Las clases fueron suspendidas allí para evaluar el estado de los centros educativos.

El presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, expresó a través de Twitter su "solidaridad con todos los afectados". "Pendiente de la evaluación de los daños", escribió en la red social.

Muere un niño de un infarto

Un niño murió hoy de infarto en la ciudad de Alhucemas (norte de Marruecos) tras sufrir un ataque de pánico al sentir el terremoto, que se registró está mañana en el mar de Alborán. Según informaron a Efe fuentes de la Protección Civil de Alhucemas, el niño, de 12 años, tuvo un ataque cardíaco por pánico al sentir el temblor, y murió poco después de llegar a urgencias del hospital de la ciudad.

Otra persona de 35 años de edad resultó herida al tirarse por la ventana de un segundo piso por el miedo que sintió tras el terremoto, que le recordó el de 2004 de la misma ciudad (donde hubo casi 500 muertos), subrayaron las fuentes.

Sismo seguido de veintena de réplicas

El terremoto fue seguido por una veintena de réplicas, las más fuertes de magnitud 4,6, según el Instituto Geográfico Nacional. El Servicio Geológico de Estados Unidos situó la magnitud del primer movimiento telúrico en 6,1.

El epicentro se ubicó a 160 kilómetros al sureste de Gibraltar y el hipocentro a una profundidad de diez kilómetros. "Es una franja donde ocurren la mayoría de terremotos de nuestro entorno. Son muy superficiales y por eso son tan sentidos por la población", explicó a los micrófonos de la televisión pública española Emilio Carreño, director de la Red Sísmica Nacional.

El sismo también se sintió en la región española de Andalucía y sacó del sueño a muchas personas en la ciudad de Málaga y en las zonas turísticas de la Costa del Sol.

Los servicios de emergencias recibieron más de 400 llamadas, aunque no se registraron daños personales. La jefa del Gobierno andaluz, la socialista Susana Díaz, destacó "normalidad" en la región tras el "sobresalto".


CP (dpa, rtr, efe)

DW recomienda