1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Terremoto político en el SPD

El jefe de la socialdemocracia alemana, Kurt Beck, deja el timón. La sorpresiva noticia la dio el ministro de Relaciones Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, designado para desafiar a Merkel en las próximas elecciones.

default

Steinmeier será candidato socialdemócrata a la jefatura del gobierno alemán.

Que las cosas no podían seguir como hasta ahora era vox pópuli en el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD). La permanente pérdida de popularidad reflejada en las encuestas fue dando paso a un clamor por hacer algo. Y la cúpula socialdemócrata optó por dar este domingo un golpe de timón, en una reunión a puertas cerradas en la localidad de Schwielowsee, en Brandenburgo.

Steinmeier, candidato a canciller

Las noticias se precipitaron: primero se supo que el ministro de Relaciones Exteriores, Frank- Walter Steinmeier, será el próximo candidato socialdemócrata a la jefatura de gobierno. El hecho no sorprende en realidad, teniendo en cuenta que se trata del político más popular del SPD y que su nombre se barajaba con insistencia como el indicado para desafiar a la canciller Angela Merkel, aunque llama la atención la oportunidad escogida para tomar la decisión, faltando cerca de un año para las elecciones generales.

Kurt Beck SPD Vorsitzender

Kurt Beck abandona el ruedo.

Lo que sí fue una verdadera sorpresa fue la segunda noticia emanada de la reunión de Schwielowsee: el presidente de la socialdemocracia, Kurt Beck, deja el timón. De “desafortunada” tilda su gestión la prensa y basta dar un vistazo a los sondeos para saber por qué: a mediados de agosto, una encuesta conocida como el “barómetro político” del segundo canal de la TV pública alemana reveló que, de llevarse a cabo ahora elecciones generales, el SPD obtendría apenas un 25% de los votos. Un 11 % lograría en cambio el nuevo partido de La Izquierda, que está teniendo visible éxito en arrebatar electorado a la socialdemocracia, mientras la CDU de Angela Merkel se afianza en torno a un 40%.

El retorno de Müntefering

Franz Muentefering

Franz Müntefering, en los buenos tiempos del SPD (2003).

Para suceder A Beck resurge en el escenario político alemán la figura de Franz Müntefering, el ex presidente del SPD que en 2007 abandonó todas sus funciones para dedicarse al cuidado de su esposa gravemente enferma. Müntefering, quien entretanto enviudó, es considerado una de las pocas figuras capaces de conciliar las posiciones contrapuestas dentro de las filas socialdemócratas en medio de la crisis. La propuesta de entregarle la presidencia la hizo el propio Steinmeier, quien dirigirá transitoriamente el partido hasta la elección oficial de Müntefering.

El actual ministro de Relaciones exteriores no parece el apropiado para restañar las heridas internas. Las amplias simpatías de que goza entre la población provienen de su actuación en los escenarios internacionales, en los que Alemania desarrolla una política de claro sello conciliador y multilateral. En el plano de la política interior, sin embargo, encarna el espíritu de las reformas emprendidas por el gobierno de Gerhard Schröder, demasiado duras desde el punto de vista social para el ala izquierdista del partido.Y ese sigue siendo un punto de fricción, que los socialdemócratas tendrán que intentar superar si quieren disputar en serio la jefatura del gobierno el 2009.

DW recomienda