Termina el juicio a Garzón: el juez insiste en su inocencia | Europa | DW | 19.01.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Termina el juicio a Garzón: el juez insiste en su inocencia

El juez español Baltasar Garzón reivindicó su "derecho a la inocencia", al concluir el primer juicio por prevaricación contra el renombrado magistrado, acusado de haber violado garantías constitucionales por haber ordenado escuchas a los jefes de una trama de corrupción y sus abogados en prisión.

"Asumo todas y cada una de las decisiones. Fueron tomadas reflexivamente en cumplimiento de la más estricta legalidad", afirmó Garzón ante el Tribunal Supremo español en Madrid.

Durante el juicio, de tres días de duración, Garzón había insistido una y otra vez en que las escuchas se realizaron en 2009 para impedir que continuara el blanqueo de capitales de la trama de corrupción conocida como "Gürtel".

Garzón explicó ante el Tribunal Supremo español en Madrid que había autorizado las escuchas por existir indicios de que los acusados y sus abogados estaban coludidos en una maniobra de blanqueo de más de 20 millones de euros en sobornos de la trama de corrupción depositados en cuentas en paraísos fiscales.

Los abogados de los cabecillas encarcelados de la trama de corrupción habían presentado una querella contra Garzón por considerar que las escuchas de las conversaciones en prisión con sus mandantes violaban el derecho a la privacidad y estaban destinadas a descubrir la estrategia de la defensa ante las acusaciones.

"Las decisiones que tomé fueron guiadas a la protección de los derechos de las partes", afirmó Garzón en su turno de última palabra. "En ningún momento se violentó o se lesionó el derecho de defensa, sino que se protegió", aseguró el juez, de 56 años.

Garzón había ordenado hace tres años el ingreso en prisión del empresario Francisco Correa (Correa significa "Gürtel" en alemán) como presunto cerebro de la red corruptiva y de algunos políticos locales y regionales del Partido Popular (PP), actualmente en el poder, por el pago de sobornos millonarios a cambio de la concesión de contratos lucrativos.

Se prevé que el Tribunal dará a conocer su sentencia en los próximos días. En caso de ser condenado, Garzón se enfrentará a una inhabilitación de entre diez y 17 años, lo que implicaría su expulsión de la carrera justicial. El magistrado ya había sido suspendido como juez de la Audiencia Nacional española en 2010.

Garzón, que alcanzó fama internacional al ordenar la detención en Londres, en 1998, del ex dictador chileno Augusto Pinochet, se enfrentará el próximo martes a un segundo juicio por prevaricación, esta vez por haberse declarado competente para investigar los crímenes cometidos por el bando nacionalista durante la Guerra Civil española (1936-1939) y la posterior dictadura franquista (1939-1975) (dpa).