Termina crisis política y Bélgica logra formar nuevo Gobierno | Europa | DW | 01.12.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Termina crisis política y Bélgica logra formar nuevo Gobierno

La coalición tripartita podría asumir sus funciones el lunes próximo. Luego de ello, Bélgica deberá afrontar los retos de su deuda soberana.

default

Bélgica, entre la crisis política y la económica.

El socialdemócrata Elio di Rupo logró formar un nuevo gobierno en Bélgica, poniendo fin a una crisis política de 535 días, informó hoy la agencia local Belga.

Di Rupo encabezará un gobierno de coalición integrado por socialdemócratas, cristianodemócratas y liberales.

Bélgica llevaba sin gobierno estable desde junio de 2010, cuando se celebraron elecciones anticipadas.

Di Rupo se convertirá en el primer dirigente de la parte francesa de Bélgica en encabezar el gobierno desde 1974. Por ahora se desconoce cómo estará compuesto el gabinete, que deberá tener como máximo 15 ministros.

El documento que sella el acuerdo tripartito será revisado el jueves y los partidos celebrarán el fin de semana las respectivas convenciones para respaldar al nuevo gobierno, que podrá asumir el lunes de la semana que viene.

La crisis política se prolongó durante meses por las grandes diferencias entre las dos grandes comunidades belgas, Valonia, francófona al sur, y Flandes, neerlandófona, al norte, sobre todo en torno un paquete de ajuste de 11.300 millones de euros en el presupuesto nacional de 2012.

Solo después de que la agencia de calificación de riesgo Standard & Poor's (S&P) rebajara la nota de deuda de Bélgica de "AA+" a "AA" se logró un acuerdo sobre el presupuesto del próximo año.

Desde hace casi un año y medio Bélgica era administrada por un gobierno encabezado por el primer ministro cristianodemócrata Yves Leterme.

Bélgica debe cumplir con las metas de consolidación fiscal que exige la Unión Europea (UE), entre ellas reducir el déficit público al tres por ciento del producto interior bruto (PIB) para el año que viene.

Según las previsiones de la Comisión Europea anunciadas a principios de mes, la deuda pública belga en 2012 podría aumentar hasta el 99,2 por ciento del PIB, cuando las normas de Bruselas establecen un máximo del 60 por ciento. El déficit podría alcanzar el 4,6 por ciento del PIB, cuando el tope es 3 por ciento. La economía belga sólo crecerá 0,9 por ciento, en comparación con el 2,2 por ciento pronosticado en mayo pasado.

DPA

Editor: Enrique López