1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Tercer sospechoso detenido por el crimen de Rubén Espinosa

La Policía de México detuvo a un hombre de 32 años como presunto partícipe en el quíntuple asesinato en el barrio capitalino de Narvarte, en el que murió el fotoperiodista Rubén Espinosa y cuatro mujeres.

Rodolfo Rios Fernando Garza Generalsekretär Anwalt

Rodolfo Ríos Garza, procurador de Justicia de Ciudad de México, dio a conocer la detención del tercer sospechoso.

La policía de Ciudad de México detuvo a un tercer sospechoso de haber participado en el asesinato de un fotoperiodista y de cuatro mujeres el pasado 31 de julio en un departamento de Ciudad de México. Así lo informó hoy (12.09.2015) la fiscalía. El procurador de Justicia capitalino, Rodolfo Ríos Garza, dio a conocer la detención de un hombre de 32 años como presunto partícipe en el quíntuple asesinato en el barrio capitalino de Narvarte.

"Dicho sujeto fue asegurado y detenido en las inmediaciones de la delegación Coyoacán, en cumplimiento a un mandamiento emitido por el agente del Ministerio Público", informó la fiscalía en un comunicado. Las autoridades cuentan con un video de cámaras de vigilancia, en el que se observa a tres hombres salir del departamento. A partir de esa grabación han logrado detener a los sospechosos, entre ellos un expolicía que estuvo preso por tortura, pero se desconocen los móviles del multihomicidio.

Los familiares piden que se investigue a fondo

Además de Rubén Espinosa, fueron asesinadas la activista social Nadia Vera, una mexicana y una colombiana que compartían el departamento con ella y una empleada doméstica. De acuerdo con información que ha trascendido en medios mexicanos, el expolicía detenido afirmó que conocía a la colombiana y que ella fue la que les permitió ingresar. Otro de los arrestados afirmó que habían acudido a ella por servicios sexuales.

Sin embargo, familiares y amigos de Espinosa y Vera han pedido que se investigue a fondo si los asesinatos estuvieron relacionados con las actividades que ambos desempeñaban en el estado de Veracruz, ya que se habían mudado a la capital mexicana porque temían por sus vidas. Tanto Espinosa como Vera afirmaron que se sentían amenazados. Veracruz es considerado uno de los estados más peligrosos en México para el ejercicio del periodismo.

MS (dpa/efe)