Tercer soldado alemán muerto en Afganistán | Política | DW | 19.02.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Tercer soldado alemán muerto en Afganistán

Tres soldados alemanes murieron y seis fueron gravemente heridos en Afganistán, cuando un soldado afgano que estaba siendo formado militarmente abrió repentinamente fuego.

default

Arribo en helicóptero de uno de los soldados heridos al hospital militar de Kunduz.

El atacante estaba destinado este viernes (18.2.11) a tareas de vigilancia en la base alemana externa "OP North", cuando repentinamente abrió el fuego, indicó el Ministerio de Defensa de Alemania. Dos soldados alemanes murieron de inmediato. Un tercero falleció el sábado como consecuencia de las heridas recibidas.

El agresor murió al ser respondido el fuego por efectivos alemanes.

Los talibanes negaron que el soldado afgano muerto fuera uno de sus miembros. El trágico incidente demuestra la peligrosidad de la nueva táctica de las fuerzas occidentales de realizar tareas acciones con las FF. AA. nacionales afganas.

Cuatro heridos en un segundo ataque

En un segundo ataque registrado en la noche del viernes en Afganistán, otros cuatro soldados alemanes resultaron heridos como consecuencia de un ataque contra un convoy militar alemán en la provincia de Kunduz, en el norte de Afganistán.

El convoy fue agredido con granadas en el distrito de Charadarah, informó el jefe de la policía local, Gholam Muhaiyudin. Los talibanes asumieron la responsabilidad del asalto.

También ataca suicida en un banco

La violencia en Afganistán alcanzó otro trágico pico cuando al menos tres personas murieron y 14 resultaron heridas hoy sábado (19.2.11) como consecuencia de un asalto de tres atacantes suicidas contra un banco en el este de Afganistán, según informó la oficina del presidente Hamid Karzai.

"Tres suicidas se hicieron volar por los aires en la filial del banco Kabul en Jalalabad, matando a tres personas e hiriendo a 14", dice el comunicado.

Los atacantes tomaron primero por asalto el edificio en la capital de la provincia oriental afgana de Nangahar, tras un tiroteo con las fuerzas de la policía.

Karzai habló de un ataque contra gente inocente que acudía al banco y lo condenó como un "acto antiislámico" de "terroristas que no quieren permitir a los civiles afganos que continúen su vida pacíficamente". También en este caso, los talibanes asumieron la responsabilidad del ataque.

dpa
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda