Tensión entre Moscú y Washington | ACTUALIDAD | DW | 08.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

ACTUALIDAD

Tensión entre Moscú y Washington

La cancelación de la reunión entre el presidente de EE.UU. Barack Obama y su homólogo ruso Vladimir Putin ha sido "lamentable, pero no catastrófica", señalan expertos a DW.

Vladimir Putin (izq.) y Barack Obama (der.).

Vladimir Putin (izq.) y Barack Obama (der.).

"Pudo haber sido peor". Eso es lo que varios expertos han dicho sobre la decisión del presidente estadounidense, Barack Obama, de cancelar una reunión con el jefe del Kremlin, Vladimir Putin. Se tenía previsto que los dos jefes de Estado se reunieran en Moscú en el marco de la Cumbre del G-20 a realizarse durante septiembre en San Petersburgo, en Rusia. Obama y Putin simplemente no se encontrarán.

La Casa Blanca justificó el miércoles (07.08.2013) la cancelación de la reunión poniendo como razón la aceptación de la solicitud de asilo de Edward Snowden, perseguido por la justicia estadounidense. Sin embargo, el presidente estadounidense sí asistirá a la Cumbre del G-20, según han confirmado fuentes de Washington.

Ewgeni Mintschenko, director del Instituto Internacional de Especialidades Políticas de Moscú.

Ewgeni Mintschenko, director del Instituto Internacional de Especialidades Políticas de Moscú.

“Lo bueno es que viene Obama”

"Pudo no haber venido Obama", dijo Ewgeni Mintschenko, director del Instituto Internacional de Especialidades Políticas de Moscú. El presidente estadounidense se vio obligado a reaccionar así ante la posición de Rusia de otorgarle asilo a Snowden, dijo Mintschenko a DW. “Obama tiene que lidiar en su país con las críticas sobre su posición respecto a Rusia”, explica. Mintschenko se refiere a los intentos de Obama, durante su primer mandato, de mejorar las relaciones entre Estados Unidos y Rusia.

El especialista en temas políticos Dmitri Orlow piensa algo similar: “No es una catástrofe que Obama no se vaya a reunir personalmente con Putin”, señala en conversación con DW el también miembro del partido del gobierno ruso “Rusia Unida”. “Un gran escándalo habría sido que Obama no asistiera a Rusia para la Cumbre del G-20 y que en su lugar enviara al vicepresidente Joe Biden”, explica Orlow.

"Me parece bien que Obama mantenga su viaje a Rusia en el marco del G-20", comenta igualmente Christian Wipperfürth desde Berlín. El editorialista y autor del libro "La política exterior rusa" dijo a DW que es lamentable que el presidente estadounidense no se vaya a reunir con Putin. Una situación similar ocurrió durante las negociaciones durante la Guerra del Cáucaso, entre Rusia y Georgia, en agosto de 2008. Los países occidentales congelaron las negociaciones durante el Consejo de la OTAN y Rusia. Wipperfürth espera que Obama y Putin "se acuerden de esto durante sus intensas conversaciones en la Cumbre del G-20".

Mantener intereses comunes

En opinión de Wipperfürth, esta vez las relaciones entre Rusia y Estados Unidos parecen ser más frías. "El estado de ánimo no es muy bueno y me parece que va a seguir así durante los próximos años", cree el experto berlinés. La desconfianza de ambas partes es muy grande. Sin embargo, hablar de una “Guerra Fría”, como muchos medios alemanes han calificado el tema, parece exagerado.

La decisión de Obama de no reunirse con Putin es un "gesto simbólico". Wipperfuerth está convencido de que Rusia y Estados Unidos, más allá de las actuales tensiones por el caso Snowden y otras cuestiones, siguen teniendo intereses comunes. Por ejemplo, la situación en Asia Central después de la retirada de las tropas de la OTAN de Afganistán en 2014. Además la nueva política exterior rusa prevé la creación de una zona económica común con la Unión Europea. Wipperfürth interpreta esto como una señal de que Rusia está buscando una conexión con Occidente.

Dmitri Trenin, director del Centro Carnegie de Moscú.

Dmitri Trenin, director del Centro Carnegie de Moscú.

¿El fin de la 'política de reajuste' de Obama?

Pero la posición del especialista político ruso Dmitri Trenin es distinta. La anulación de la reunión entre Obama y Putin puede tomar otro rumbo, escribe el director del Centro Carnegie de Moscú en una columna publicada este jueves (08.08.2013).

Obama y otros jefes de Estado de países occidentales podrían convenir no asistir a los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014 en Sochi (Rusia), ciudad donde además los mandatarios del G-8 deben reunirse en los próximos años. Esa reunión podría ser puesta en duda.

Trenin ve más bien un "fin oficial de la política de reajuste de Obama". No vaticina que haya una crisis, pero sí un ambiente tenso entre Moscú y Washington. "Es posible que sus relaciones se deterioren todavía más".

Autor: Roman Goncharenko, Jegor Winogradow / (IA)
Editor: Diego Zúñiga