1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Temer, un año en el poder convencido de que va en el "camino correcto"

El gobernante brasileño dijo que, en los últimos doce meses, su Gobierno ha impuesto "una importantísima agenda de reformas", la cual admitió que había "nacido antes".

El presidente brasileño, Michel Temer, aseguró este viernes (12.05.2017), al cumplir un año en el poder tras la destitución de Dilma Rousseff, que tiene "la certeza más absoluta" de que el país está en el "camino correcto" sin haber "apelado al populismo".

"Estamos llegando al fin de una larga recesión, comenzamos a preparar al país para una fase de desarrollo y para una democracia de la eficiencia", aseguró el mandatario en un acto que congregó a sus 28 ministros, a los jefes de las cámaras legislativas y a los presidentes de todos los organismos y empresas estatales.

Temer asumió el poder el 12 de mayo del año pasado primero en forma interina, cuando la Cámara de Diputados separó de su cargo a Rousseff para someterla a un juicio político, y fue confirmado en el cargo en agosto, con la definitiva destitución de la presidenta.

Las "medidas correctas"

El gobernante dijo que, en los últimos doce meses, su Gobierno ha impuesto "una importantísima agenda de reformas", la cual admitió que había "nacido antes" con una propuesta formulada por el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que él lidera.

En ese sentido, se refirió a un polémico documento que el PMDB presentó a inicios de 2015, que incluía muchas de las reformas conservadoras que ahora se imponen, pero fue rechazado por Rousseff y abrió la puerta a las divergencias con Temer, su entonces vicepresidente.

Temer afirmó que, hace un año, "había un descontrol billonario de todas las cuentas públicas, un desempleo preocupante, una inflación galopante y unas tasas de interés absurdamente altas", pero señaló que hoy, gracias a las "medidas correctas", ese escenario comienza a cambiar.

Según Temer, su misión en el Gobierno es "acomodar la casa, la administración y dar buenos resultados", lo cual "no es una cuestión de ideología, sino de responsabilidad y coraje para hacer lo que es necesario".

El gobernante aseguró que "lo que el pueblo quiere es resultados. De dónde y cómo vienen no importa, pues los rótulos perdieron todo significado" y su Gobierno, "sin apelar al populismo", está volcado a la construcción de "pilares muy sólidos para garantizar un padrón de crecimiento sustentable".

CT (EFE, AFP) 

DW recomienda