1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Talibanes atentan contra tropas extranjeras en Afganistán

Un muerto y siete civiles heridos dejó el ataque en Kabul, realizado con un coche bomba conducido por un terrorista suicida.

Nuevamente una zona muy concurrida de Kabul, la capital de Afganistán, fue escenario de un atentado suicida reivindicado por los talibanes. A las 9.10 hora local de este domingo (11.10.2015), un coche bomba explotó al paso de un convoy de tropas extranjeras de la OTAN, provocando la muerte de una persona (el terrorista suicida) y dejando siete civiles heridos, entre ellos una mujer y un niño.

El ataque se produjo en la zona de Joy Sheer y “las tropas de la OTAN no sufrieron daños”, dijo el portavoz de la Policía en la capital afgana, Ebadullah Karimi. “El atacante empleó un coche lleno de explosivos contra un convoy de tropas extranjeras”, añadió el funcionario. Una fuente del Ministerio de Salud agregó que los heridos “fueron ingresados en un hospital y se encuentran en situación estable”.

La intensidad de la explosión sacó del camino al vehículo acorazado afectado por el ataque y lo daño severamente en su carrocería. Sin embargo, sus ocupantes no resultaron afectados. “El incidente tuvo lugar cuando un terrorista suicida a bordo de un vehículo detonó un paquete explosivo”, explicó el Ministerio del Interior mediante un comunicado, descartando la versión de la OTAN, que atribuyó la explosión a un artefacto explosivo improvisado.

En venganza por Kunduz

El portavoz talibán Zabihullah Mujahid reclamó el ataque suicida cometido por un atacante llamado Rahmatullah Khostwal con un coche bomba contra “un convoy de invasores que destruyó dos vehículos y murieron todos sus ocupantes, que se estima que eran doce”. Sin embargo, es normal que los talibanes exageren los alcances de sus acciones. “Los invasores iban de camino al centro de entrenamiento de la Policía afgana y el ataque fue una venganza por los bárbaros bombardeos en Kunduz y otras provincias en los que fueron martirizados nuestros civiles y médicos”, indicaron los rebeldes en un comunicado.

Las fuerzas de seguridad acordonaron el área mientras las sirenas de las ambulancias se dejaron oír durante largos minutos. Los insurgentes han incrementado sus ataques en todo Afganistán, tras lanzar su ofensiva anual de verano, que tuvo como resultado más resonante hasta el momento la toma, a fines de septiembre, de la ciudad de Kunduz, su mayor éxito en 14 años. Tres días más tarde, sin embargo, las tropas afganas lograron recuperar la capital provincial con ayuda de bombardeos de la OTAN.

DZC (EFE, AFP, dpa)