Tailandia celebrará elecciones en noviembre de 2017 | El Mundo | DW | 09.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Tailandia celebrará elecciones en noviembre de 2017

El pasado domingo quedó aprobada en referéndum una nueva Constitución. Los principales partidos del país y organizaciones internacionales la consideran menos progresista que las de 1997 y 2007.

La junta militar de Tailandia anunció el martes (09.08.2016) que celebrará elecciones en noviembre de 2017. El pasado domingo 7 de agosto, los militares celebraron la aprobación en referéndum de su propuesta de Constitución, que consolida su control e influencia en la vida política del país.

Mientras, los principales partidos, opuestos al proyecto, acataron el resultado. La nueva carta magna logró un 61,4 por ciento de los votos a favor por 38,6 por ciento en contra con el 94 por ciento de los votos escrutados, según los últimos datos provisionales de la Comisión Electoral, que dará los definitivos el miércoles.

Antes de la convocar el referéndum, el primer ministro, Prayuth Chan-ochoa, jefe de la junta en el poder desde el golpe de Estado de 2014, prometió que convocaría elecciones pero no adelantó en qué mes se celebrarían. Lo que sí aseguró entonces es que tenía planeada una hoja de ruta democrática bajo la cual el país volverá a ser regido por un gobierno civil.

Paso atrás

La nueva Constitución, redactada por un comité de 21 miembros elegidos por la junta militar, había sido criticada por los principales partidos del país y organizaciones internacionales, que la consideran menos progresista que las de 1997 y 2007.

Thailand PK zu Ergebnis des Referendums

El comisionado electoral de Tailandia, Somchai Srisutthiyakorn, anuncia los resultados del referéndum.

Los detractores en el país, sin embargo, consideran que la carta magna es un traje a medida de la junta militar. Denuncian que la nueva norma debilita a gobierno y cargos electos, y consolida el poder de los militares y de organismos estatales controlados por burócratas en la esfera política del país. Además, aseguran que les permitirá mantener el control de la política estatal a través de un senado que puede elegir a un primer ministro no electo. Muchos cuerpos del estado, tribunales y agencias seguirán bajo influencia militar.

Las semanas previas al referéndum la junta persiguió las muestras de rechazo a la Constitución, en una campaña de intimidación que llevó a la detención de más de un centenar de personas y a la prohibición de todos los debates públicos.

Esta es la vigésima Constitución que adopta Tailandia desde el fin de la monarquía absoluta en 1932.

JC (EFE, dpa, AP)




DW recomienda