1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Tadic exhorta a la comunidad internacional a superar el problema de Kosovo

El presidente de Serbia, Boris Tadic, exhortó ante la Conferencia de Seguridad en Múnich a la comunidad internacional a colaborar en pos de una solución de la situación de Kosovo, debido a que una declaración unilateral de la independencia podría generar un severo aumento de los conflictos.

Tadic afirmó que su país no puede aceptar ni una división ni el aislamiento y que la actuación de las Naciones Unidas en el proceso será decisiva. No pueden dejarse pasar más oportunidades de generar confianza como para llegar a una solución, agregó.

"Urge negociar una vez más", afirmó Tadic en su discurso de esta noche durante la cena previa a la inauguración de la Conferencia de Seguridad, en la que estarán presentes altos representantes de alrededor de 50 países.

Según sus propias declaraciones, el mandatario teme que, en caso contrario, todos los involucrados, es decir, la comunidad internacional, Serbia y Kosovo, deban pagar un precio extremadamente alto por las eventuales consecuencias.

La urgencia reside en evitar el espiral que lleva a perder el control, aseguró, sin entrar en detalles de cuáles serían los posibles efectos temidos.

En su discurso, el presidente serbio instó a la Unión Europea y a Estados Unidos a no seguir adelante con sus planes de respaldar un Kosovo independiente.

Una declaración unilateral por parte de Kosovo y el reconocimiento de la comunidad internacional de dicha eventual independencia avivaría nuevos y viejos conflictos en los Balcanes y sus alrededores, afirmó.

Tanto Estados Unidos como la mayoría de los Estados de la UE dieron muestras de que apoyarían a la población de Kosovo a pesar de que Serbia se oponga a los planes independentistas.

Por su parte la coalición que gobierna Serbia, liderada por el primer ministro nacionalista Vojislav Kostunica, cuenta con el respaldo de Rusia, que ya ha amenazado con hacer uso de su derecho de veto en la ONU para obstaculizar la supervisión internacional de la declaración de independencia de la provincia secesionista.

"La única manera de solucionar diferencias en la Europa del siglo XXI es negociando. Eso es lo que ha llevado al continente, de ser un lugar de contiendas, a ser un lugar de acuerdos. Y esa es la manera en la que evitaremos sentar precedentes que irían en contra del mismísimo pilar de la arquitectura de la seguridad internacional", recalcó Tadic.