1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciudades y Rutas

Suurhusen y la atracción por los ángulos inclinados

También Alemania las tiene, sus torres inclinadas e incluso en una pequeña localidad en Ostfriesland, en el norte del país, está la más inclinada de todas, la torre de la iglesia de Suurhusen.

default

Más inclinada, pero no tan bella como la de Pisa.

¿A qué obedece el gran atractivo de las torres inclinadas? La más famosa del mundo tiene una altura de 55,7 metros desde la base, un peso estimado de 14.700 toneladas y su inclinación es de aproximadamente 10 grados.

La Torre de Pisa es la más célebre pero de ninguna manera la única y mucho menos la más inclinada.

Aunque ignorar las leyes de gravedad no ha sido el propósito de sus constructores, las fallas en el subsuelo, o para ser más precisos, las fallas en los cálculos arquitectónicos se han repetido a lo largo de los siglos.

Hay cientos de ellas

También Alemania las tiene, sus torres inclinadas. E incluso se puede vanagloriar de tener la más inclinada de todas. Se encuentra en la localidad de Aurich en Ostfriesland, en el norte del país. La iglesia data del siglo XIII, su campanario fue construido después, en 1450. Mide 27,37 metros de altura y pesa 2.100 toneladas. Lo mismo que en el caso de la popular Torre de Pisa, el campanario de la iglesia de Suurhusen se fue ladeando con el paso de los años hasta llegar a una inclinación de 5,19 grados, un récord mundial.

Lo mismo que la italiana, está construida sobre subsuelo inestable. Su fundamento original constaba de gruesos troncos de roble. Cuando en el siglo XIX se secaron las tierras aledañas a la iglesia el nivel del agua circundante bajó, los troncos comenzaron a podrirse y la torre comenzó a inclinarse bajo el enorme peso del campanario. Tal fue el grado de inclinación que en 1970 fue cerrada por peligro de derrumbe.

Suurhusen recibió una nueva iglesia y sus ciudadanos se olvidaron por muchos años de la antigua construcción y su campanario. Pero ni el olvido pudo con ellas, la vieja iglesia y su torre se mantuvieron en pie. Años después, los ciudadanos de la zona decidieron rescatar el monumento cultural de más de 770 años. Los rancios troncos de roble fueron sustituidos por acero y cemento parta estabilizar los fundamentos. Actualmente la iglesia cumple con su cometido y a diario hay misas, bautizos, bodas y también entierros.

Récord made in Germany

Schiefer Turm von Pisa

La iglesia de Suurhusen despierta gran interés, anualmente atrae a unos 10.000 turistas. Y los lugareños sueñan con que la pequeña localidad desarrolle un atractivo similar al de la italiana Pisa. De ahí también los enormes esfuerzos porque la torrecita ingrese pronto al Libro Guiness de Récords.

El representante del libro de los superlativos ha visitado Suurhusen para hacer las mediciones pertinentes y ha llegado a la conclusión de que es efectivamente la más chueca de todas. Una historia con final feliz si no fuera porque los peritos ingenieros de Guiness descubrieron también que la torre continúa ladeándose. La renovación implementada no ha sido suficiente para detener su inclinación y si Suurhusen no toma las medidas pertinentes perderá su torre, perderá su récord y perderá también a sus turistas.

DW recomienda