1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Suiza vota sobre delincuentes extranjeros

Los suizos votan el domingo una iniciativa del Partido Popular que facilitaría claramente la expulsión de delincuentes extranjeros.

"Sí a la deportación de criminales extranjeros", reza el cartel. Esto promueve el Partido Popular Suizo, SVP, para la adopción de la llamada Iniciativa de la implementación. En realidad, una iniciativa de ese tipo no sería necesaria, pues en 2010 el partido ya había impuesto una "Iniciativa sobre la Expulsión". Entonces, la mayoría de los suizos se pronunció por normas más duras y facilitar la expulsión de los delincuentes extranjeros. Sin embargo, el poder judicial frustró la propuesta, escribe el SVP. Ahora se espera que los ciudadanos impongan la "voluntad popular".

¿Por qué las medidas severas contra los delincuentes extranjeros deben ser endurecidas? Lo explica el presidente del SVP, Toni Brunner. "Teniendo en cuenta los grandes flujos de migración y los problemas asociados, muchas personas apenas se atreven a salir fuera de la casa por miedo a los delincuentes. El hecho es que la mayoría de los crímenes violentos, como las violaciones, son cometidas por extranjeros", dice Brunner.

Toni Brunner, presidente de SVP.

Toni Brunner, presidente de SVP.

Perjudicial para la economía

A diferencia de la anterior "Iniciativa sobre la Expulsión", esta vez se extiende un mecanismo detallado sobre las condiciones bajo las cuales las personas podrían perder su derecho de residencia, sin apelación. Habría dos categorías de delitos. Cualquiera que cometa un asesinato, lleve a cabo un asalto agravado, participe en tráfico humano o use de forma indebida las prestaciones sociales, podrá ser expulsado inmediatamente.

Heinz Karrer, presidente de la organización coordinadora de empresas suizas, declaró que "esta iniciativa perjudica a la economía suiza". Los críticos dicen que la propuesta no es más que una solución aparente. Las bandas de ladrones no se sentirán disuadidas, cree Stefan Egli, del "Comité contra la implementación de la Iniciativa”.

¿Amenaza para la democracia?

Muchos suizos hacen un llamamiento a analizar las principales razones para oponerse a la iniciativa, casi todas las cuales tienen que ver con que es prácticamente imposible que un tribunal considere la expulsión para los delitos considerados en la propuesta. El "Comité contra la iniciativa" sostiene que "la iniciativa va contra los valores básicos de nuestra democracia, en contra de los pilares de nuestro Estado de derecho".

No menos agudo es el llamamiento de 120 profesores de derecho suizo, que sostienen que "el objetivo de la iniciativa es impedir el trabajo del juez a la hora de evaluar las consecuencias jurídicas de los delitos de los extranjeros", y llama la atención sobre una serie de violaciones a aspectos legales esenciales, como el principio de proporcionalidad.

Incluso un juez federal, Thomas Stadelmann, manifestó su reticencia en el diario Schweiz am Sonntag, donde escribió que "una decisión mayoritaria que no toma en cuenta los derechos de las minorias o derechamente los elimina, es ilegal e incompatible con el concepto de la democracia". En alusión a las acciones perpetradas por los nazis contra los judíos, Stadelmann no descarta que "en algún momento tengamos que votar, como se hizo en los años 30 en Alemania, para revocar los derechos de los grupos religiosos".

Aunque se ha formado una amplia resistencia a la iniciativa, especialmente por parte del Gobierno, el Parlamento, la mayoría de los partidos políticos y las iglesias, las encuestas muestran que la batalla será cerrada y reñida en las urnas. Si llegara a ser aprobada la iniciativa, Suiza tendrá las normas más estrictas en materia de expulsión de extranjeros que hayan cometido delitos.


DW recomienda