Suiza denuncia espionaje económico | Economía | DW | 29.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Suiza denuncia espionaje económico

La Fiscalía helvética ha acusado de espionaje económico al experto informático que robó datos confidenciales de los clientes alemanes de un banco suizo para luego venderlos al Fisco germano por 1,1 millones de euros.

La Fiscalía suiza informó este 28 de junio que había presentado cargos contra un experto informático alemán por espionaje económico. El imputado, un ex empleado del banco privado Julius Bär, fue arrestado hace casi un año, cuando se le acusó de robar datos tributarios de los clientes alemanes de esa entidad para luego ofrecer la información al Fisco germano.

Según el diario helvético Neue Zürcher Zeitung y el alemán Westdeutsche Allgemeine Zeitung, el hombre de 54 años confesó haber vendido cerca de 2.700 documentos confidenciales al Gobierno de Berlín por 1,1 millones de euros. Pero la ofensiva de Berna contra el uso ilegal de información bancaria obtenida en territorio suizo no se detiene allí.

Paralelamente a la preparación del proceso judicial contra el experto informático alemán radicado en Suiza, la Fiscalía helvética busca llevar al banquillo de los acusados a un investigador de Hacienda jubilado y residenciado en Alemania. Se cree que fue él quien recibió los datos del ex empleado del banco Julius Bär en 2012, en nombre del Gobierno alemán.

Suiza saca las garras

El Estado germano ha comprado varios CD con información sobre quienes evaden impuestos en Alemania y tienen cuentas en bancos suizos.

El Estado germano ha comprado varios CD con información sobre quienes evaden impuestos en Alemania y tienen cuentas en bancos suizos.

Las autoridades suizas acusan al inspector tributario retirado de actuar como “cómplice” porque, además, instigó al experto informático a obtener los datos bancarios privados de los clientes neerlandeses de Julius Bär. No obstante, hasta ahora, el Estado alemán no ha contestado a las solicitudes de colaboración extendidas por la Fiscalía de Berna.

Al especialista informático se le imputa el haber copiado ilegalmente los nombres, las direcciones y los números de las cuentas bancarias de aquellos clientes alemanes y neerlandeses que tuvieran más de 100.000 euros, francos suizos, libras esterlinas o dólares estadounidenses en el banco Julius Bär. El Fisco de los Países Bajos se negó a comprar datos tributarios ofrecidos por fuentes anónimas.

En cambio, el Estado germano ha comprado varios CD con información sobre los clientes alemanes de la banca suiza y admitido que esas adquisiciones le permitieron al Fisco recaudar millones de euros en impuestos evadidos hasta 2012. Muchos evasores de impuestos confesaron sus delitos por temor a verse expuestos públicamente tras el escándalo que la compra de estos CD desató en Alemania y Suiza.

ERC ( dpa / AP )

DW recomienda