1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Suecia acepta recurso de apelación de Assange

El Tribunal Supremo de Suecia anunció hoy (28.04.2015) que ha aceptado el recurso de apelación del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, del fallo judicial contrario a retirar la orden de prisión preventiva contra él dictada en 2010 por cuatro presuntos delitos sexuales.

Los abogados del periodista australiano iniciaron el pasado verano una ofensiva en los tribunales suecos para pedir que levantasen la orden, pero tanto un juzgado de primera instancia como luego el Tribunal de Apelación de Svea rechazaron la demanda.

En ambos casos, se apeló a la gravedad de los hechos y al riesgo de que Assange, refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde hace dos años, pudiese querer esquivar el proceso legal y una hipotética pena.

El tribunal de Svea criticó en su fallo, de noviembre pasado, la actuación de la fiscal superior, Marianne Ny, por la paralización del proceso y por no ofrecer soluciones alternativas. Sin embargo, hace un mes la Fiscalía comunicó que, contrariamente a lo que había afirmado anteriormente, estaba dispuesta a enviar un representante a Londres para interrogar a Assange y practicarle una prueba de ADN.

Assange es buscado por cuatro supuestos delitos contra dos mujeres -que él niega- cuando estaba de visita en Suecia en agosto de 2010, pero no ha sido acusado formalmente. El proceso ha estado rodeado de polémica sobre la solidez de las denuncias y los motivos de las demandantes, filtraciones a los medios, sustituciones de fiscales y una reapertura del caso que había sido reducido inicialmente a un delito menor.

Assange fue detenido en Londres en diciembre de 2010 y entonces comenzó un largo proceso judicial en el Reino Unido, que culminó cuando el Supremo británico rechazó su último recurso en junio de 2012. Ecuador concedió entonces asilo político al "exhacker" para evitar que fuera enviado a EEUU, donde podría afrontar un juicio militar por la información confidencial difundida en WikiLeaks. (EFE)