Sudán: acusan a cristiana liberada de usar pasaporte falso | El Mundo | DW | 25.06.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Sudán: acusan a cristiana liberada de usar pasaporte falso

Mariam Ibrahim Ishaq fue detenida cuando intentaba abandonar el país para viajar a Estados Unidos junto a su familia.

Mariam Ibrahim Ishaq, la mujer sudanesa de 27 años que fue condenada a muerte por convertirse al cristianismo, se encuentra detenida en su país acusada de intentar abandonar Jartum, la capital de Sudán, con documentos falsos. La joven fue capturada en un operativo donde decenas de agentes la llevaron junto a su marido y dos hijos a dependencias de seguridad del aeropuerto, sin que se supiera bien a qué se debía la medida.

Este miércoles (25.06.2014) se informó que Mariam Ibrahim Ishaq estaba en custodia junto a toda su familia. Su abogado, Mohaned Mustafa al Nour, desmintió que su defendida haya sido liberada tras su arresto, como indicó en la víspera un comunicado del Departamento de Estado de Estados Unidos. Al Nour indicó a la agencia de noticias dpa que su cliente pasó la noche en custodia, pero que espera que sea liberada bajo fianza.

Con respecto a la acusación, el letrado aseguró que Ishaq presentó documentos de viaje transitorios que habían sido emitidos en la embajada de Sudán del Sur en Jartum, mientras que otra fuente apuntó que la mujer tenía una visa de entrada a Estados Unidos otorgada por la embajada de ese país en Jartum. Ishaq fue acusada de uso de documentación falsa y entrega de informaciones fraudulentas. Falsificar un pasaporte es penado con hasta cinco años de prisión en Sudán.

Sudán tiene sus argumentos

Ishaq, que se casó con un cristiano, fue condenada a muerte en mayo por blasfemia y apostasía, tras haberse negado a renunciar a la fe cristiana. También fue condenada a 100 latigazos por adulterio, ya que su matrimonio con Daniel Wani es considerado ilegal por la Sharia (ley islámica) que rige en Sudán. Pero el lunes 23 de junio, un tribunal de apelación levantó la pena de muerte que se le había impuesto y ordenó su puesta en libertad.

Tras ello, la mujer intentó abandonar el país, momento en que fue detenida. El Departamento de Seguridad de Sudán emitió un comunicado en su página web informando que el porte de los documentos que poseía la joven de 27 años podría constituir un delito, por lo que convocaron al encargado de negocios de Estados Unidos en Sudán, Jerry Lanier, y al embajador de Sudán del Sur en Jartun, Mayan Dut.

La agencia EFE informó que un funcionario de alto rango del Ministerio de Asuntos Exteriores de Sudán explicó por qué sería un delito la emisión de documentos por parte de embajadas: “El documento provisional lo otorgan los países a sus ciudadanos, con el sello del país donde residen y después de asegurarse de que la persona no tiene antecedentes penales”. Este permiso puede usarse solamente una vez y cuando una persona viaja a su país de nacimiento.

DZC (dpa, Reuters, EFE)