1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Curiosidades

Subastan Papamóvil por eBay

VW Golf de cinco puertas, gris metálico, 115 HP, 75.000 kilómetros y su precio aumenta al minuto. En el portal de ventas electrónico, eBay, cientos de aficionados se disputan el "Golf papal" de Benedicto XVI.

default

"No es un coche ordinario, a bordo estará seguro y con la bendición divina".

Será sin duda el Golf más caro del mundo, un modelo 1999 cuyo anterior propietario fue ni más ni menos el cardenal Joseph Ratzinger, el ahora Papa Benedicto XVI. El viernes a las 20:00 horas se cotizaba en 41.564 euros. El portal eBay Deutschland intervino la víspera sacando a un centenar de participantes poco serios. Algunos ofrecían hasta 10 millones de euros por el vehículo, otros no contaban con la acreditación bancaria que el portal pidió como condición a los participantes.

El viernes, más de un millón de personas habían visitado la página (www.eBay.de) en búsqueda del papamóvil, cuya subasta concluye el 5 de mayo a las 19:30 hrs tiempo central europeo. El objeto más visto en la historia de eBay Alemania, fue puesto en oferta el jueves 28 de abril a un precio inicial de 9.900 euros.

El Golf modelo IV perteneció hasta enero pasado al cardenal Joseph Ratzinger. "Hasta la semana pasada mi Golf era un automóvil de cardenal común y corriente", dijo Benjamín Halbe al semanario alemán Der Spiegel. El actual propietario, un joven de 21 años proveniente de la localidad de Olpe, en la boscosa región de Sauerland, lo compró por 4.000 euros hace tres meses.

Como si hubiera sido cuidado por Dios

Golf von Kardinal Joseph Ratzinger

El documento de identidad del vehículo confirma que el anterior propietario fue el cardenal Joseph Ratzinger.

En la descripción del automóvil usado se lee: "Este no es un coche ordinario. Usted conducirá siempre seguro y con la bendición divina. El automóvil parece nuevo, como si hubiera sido cuidado por Dios".

El afortunado propietario se encuentra hospitalizado en la clínica en donde normalmente trabaja prestando su servicio social. Debido a que no puede encargarse personalmente de la subasta, fue su amigo Wolfgang Menne, quien tomó una fotografía a la documentación del vehículo que prueba que el anterior propietario fue el cardenal Joseph Ratzinger. Para ser considerado como ofertante es necesario enviar por fax una copia de una identificación personal, nombre de usuario en e-Bay y número de teléfono.

No fue una casualidad que el Golf del nuevo Papa llegara hasta Olpe, la localidad más pequeña del estado de Renania del Norte Westfalia, de unas 50.000 almas. Todo se debió al obispo Josef Clemens, secretario del Consejo Papal para los legos. El obispo nació en el vecino poblado de Siegen y ahí tiene una hermana que visita regularmente. Fue él quien compró el vehículo para el cardenal Ratzinger, pero lo dejó en Alemania para cuando el entonces 'Guardián de la Fe' quisiera conducir sin ser reconocido.

La subasta ha tenido tal éxito, que otros oferentes en eBay utilizan el término "Papst Golf" para anunciar sus profanos productos. Bajo la leyenda "éste no es el Golf del Papa, sino...", decenas de e-bayleros ofrecen desde teléfonos celulares hasta perfumes o impresoras.

Kardinal Joseph Ratzinger Galeriebild

Josef 'Kardinal' Ratzinger

La sensacional subasta ha despertado una gran curiosidad entre los usuarios. Un internauta pregunta ¿porqué dice en los papeles Josef 'Kardinal' Ratzinger? y añade que en el caso del canciller alemán Gerhard Schröder, seguro no aparece en su tarjetón Gerhard 'Bundeskanzler' Schröder. La respuesta parece sensata: "Los títulos religiosos son parte íntegral del nombre y por eso se retoman en los papeles oficiales".

Como cabría esperar del recién encumbrado Papa Benedicto XVI, el vehículo se encuentra en perfecto estado. Incluso cuenta con los asientos originales. "El coche está impecable y da gusto manejarlo", dice Wolfgang Menne, amigo del propietario. Considerando su kilometraje de 75.000 kilómetros, algunas leves huellas de uso son cosa normal, pero una cosa es segura: Papa Ratzi, como llama de cariño el vox populi al Papa, nunca chocó el automóvil.

Hay un pequeño detalle que tendrán que considerar los interesados provenientes de ultramar. El afortunado ganador tendrá que ir a recogerlo personalmente a las montañas de Sauerland, eso tal vez desanime a algunos coleccionistas estadounidenses que ya han mostrado interés en la celestial subasta.

DW recomienda