Strauss-Kahn, acusado formalmente | Política | DW | 19.05.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Strauss-Kahn, acusado formalmente

Un juez de la Corte Suprema de Nueva York concedió a Dominique Strauss-Kahn -que fue formalmente acusado- la libertad bajo fianza, previo pago de 1 millón de dólares en efectivo y cinco millones de dólares como depósito.

Dominique Strauss-Kahn, former manager of the International Monetary Fund, appears at a bail hearing in Criminal Court, Thursday, May 19, 2011 in New York. Strauss-Kahn faces charges he sexually assaulted a hotel maid. (AP Photo/Richard Drew, Pool)

Dominique Strauss-Kahn.

La fiscalía de la corte criminal de Nueva York presentó este jueves una acusación formal contra el ahora ex presidente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, por agresión sexual. Poco después se anunció que al político francés le fue concedida la libertad bajo fianza, que se eleva a cifras millonarias.

Dimisión

Dominique Strauss-Kahn había renunciado previamente a su puesto como director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), cuatro días después de ser detenido, acusado de presunta agresión sexual a una camarera de hotel en Nueva York.

En una carta que el FMI colgó en su web anoche con fecha del 18.05.2011, Strauss-Kahn anuncia que dimite "para proteger a esta institución, a la que he servido con honor y devoción".

"Quiero especialmente -especialmente- dedicar toda mi fuerza, mi tiempo y mi energía a demostrar mi inocencia", añade. "Niego con la mayor firmeza posible todas las acusaciones en mi contra".

El funcionario de 62 años está acusado de una agresión sexual contra una empleada del hotel Sofitel en Manhattan. Según la acusación, salió desnudo del baño de su suite e intentó violarla.

Director gerente del FMI durante tres años y medio, Strauss-Kahn fue arrestado poco después a bordo de un avión el sábado cuando estaba a punto de partir a París.

Renuncia bajo presión

Al parecer tuvo que renunciar a causa de la presión, sobre todo después de que Estados Unidos, principal contribuyente del FMI, dijera públicamente que no podía seguir al frente de la institución.

"Pienso en este momento en primer lugar en mi esposa -a quien quiero más que a nada- en mis hijos, mi familia y mis amigos", añade Strauss-Kahn.

Su primer pedido de libertad bajo fianza fue rechazado el lunes, pero hoy sus abogados consiguieron que vuelva a ser visto por un tribunal de Nueva York para intentar conseguir su libertad ofreciendo a cambio una fianza de un millón de dólares y someterse a una vigilancia permanente con una pulsera electrónica, que garantizaría que no haya fuga a Francia. Este país no tiene acuerdo de extradición con Estados Unidos.

Según informes de prensa, Strauss-Kahn asegurará que la relación con la mujer, de 32 años, fue consentida.

La sucesión

El FMI indicó que pronto informará sobre la elección por parte de su junta de gobierno de un nuevo director gerente. Mientras tanto queda a cargo el segundo al mando, John Lipsky.

Si bien tradicionalmente el jefe del FMI es europeo y el del Banco Mundial estadounidense, los países emergentes, con Brasil a la cabeza, presionan para que se los tenga en cuenta. Entre los principales candidatos a sucederle están la ministra de Economía francesa, Christine Lagarde, el ex primer ministro británico Gordon Brown, y el ex ministro de Finanzas sudafricano Trevor Manuel.

El ministro brasileño de Hacienda, Guido Mantega, envió el miércoles una carta a sus pares del G20, en la que afirma que el posible sucesor no debe necesariamente ser un europeo.

"Brasil siempre apoyó la posición según la cual la selección debe basarse en el mérito, independientemente de la nacionalidad. Ya ha pasado el tiempo en que podría ser remotamente apropiado reservar ese importante cargo a un ciudadano europeo", expresó Mantega.

dpa
Editor: Pablo Kummetz/ERS

DW recomienda