1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Steinmeier en La Habana: a la búsqueda del tiempo perdido

Frank-Walter Steinmeier es el primer ministro de RR. EE. alemán que visita Cuba. Era hora: desde el comienzo de la aproximación entre Cuba y EE. UU., medio mundo se interesa ya por la isla.

De acuerdo con información proporcionada por el Ministerio de RR. EE. de Alemania, Steinmeier abre durante su visita (16 y 17 de julio) un nuevo capítulo en las relaciones entre ambos países.

Un portavoz del ministerio dijo que Steinmeier “intensifica las conversaciones sobre la eventual apertura de una oficina económica alemana”. Además, durante la visita se tratará también el tema del “comienzo de las negociaciones sobre un acuerdo cultural bilateral”.

Es la búsqueda del tiempo perdido. Ya en marzo de este año Federica Mogherini, alta representante de la UE para Asuntos Exteriores, mantuvo conversaciones en Cuba. A mediados de abril aterrizaron en la isla miembros de la Comisión de Cooperación Económica del Bundestag (Parlamento alemán). Y en mayo visitó a los hermanos Castro el presidente francés, François Hollande.

Economía de mercado para todos

Según Manuel Marrero, ministro de Turismo de Cuba, la isla se ha abierto por completo a la economía de mercado. “Si se levantara el embargo de Estados Unidos contra Cuba, podríamos por fin entrar a competir en las mismas condiciones con las otras islas caribeñas y poner en juego nuestras fortalezas”, dijo Marrero a DW.

Bundesaußenminister Steinmeier besucht Kuba

Encuentro de la delegación visitante con autoridades cubanas.

Unos tres millones de visitantes llegan a Cuba actualmente por año, la mayoría de Europa. En el sector se ha desatado una verdadera fiebre del oro. La cadena hotelera española Meliá acaba de abrir un nuevo hotel en La Habana, con 600 camas.

Más allá del turismo, las relaciones económicas entre Cuba y Alemania son más bien modestas. En 2014, Alemania exportó a Cuba bienes por 191 millones de euros. Las importaciones de productos cubanos son más insignificante aún: solo 33 millones. Entre los países de destino de exportaciones alemanas, Cuba ocupó en 2014 el lugar 101 y entre los de origen de importaciones, el lugar 125.

Modestas cifras

Como comparación: las importaciones totales de Cuba en 2013 sumaron unos 13.000 millones de dólares. Cuba importa sobre todo petróleo, alimentos, vehículos, máquinas y productos químicos. El principal origen de las importaciones es Venezuela (petróleo, 30,5%), seguida de China (15,5 %), España (8,3 %) y Estados Unidos (6,9 %).

El más importante destino de las exportaciones de Cuba, que en 2010 sumaron 3.300 millones de dólares (estimación) es China (25,7%), seguida de Canadá (20,3 %), España (6,8 %) y Holanda (4,5 %). Los productos cubanos de exportaciones más destacados son azúcar, níquel, tabaco, pescado, productos farmacéuticos, cítricos y café.

En Cuba están representadas solo 30 empresas alemanas, entre firmas comerciales y bancos. Prácticamente todas se quejan de obstáculos a las inversiones, tales como barreras burocráticas y la asignación de trabajadores y empleados por parte del Estado en lugar de la libre contratación. En vista de esas realidades y las cifras de más arriba, está claro que aún queda mucho por hacer.