1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Stavanger: la otra Capital Europea de la Cultura 2008

La ciudad noruega de Stavanger, uno de los centros petroleros de Escandinavia, comparte con la británica Liverpool, el honor de ser una de las dos capitales de la cultura europea en 2008

default

Puerto de la ciudad noruega de Stavanger, junto con Liverpool, Capital Europea de la Cultura 2008.

Antiguamente dedicada a la pesca y a la industria de la conserva, los habitantes de Stavanger, ciudad ubicada en la costa sudoeste de la provincia de Rogaland en Noruega y fundada en 1125, viven hoy junto a astilleros y empresas proveedoras y exploradoras del 'oro negro'.

Los importantes yacimientos se encuentran a 1.300 kilómetros de distancia, en el Mar del Norte. Como 'Capital Europea de la Cultura' Stavanger apuesta por la combinación de una moderna vida cultural junto a una rica herencia histórica y cultural.

Destrucción, reconstrucción, miseria y riqueza

Hitos históricos de la varias veces incendiada ciudad son la catedral, cuya construcción se inició en el año 1125, la ciudad vieja con sus casas de madera del siglo XVIII y el museo del petróleo de

1999. Stavanger espera adquirir brillo como Capital Europea de la Cultura, tal y como lo han hecho otras ciudades europeas hasta ahora.

En un principio extrema pobreza como ciudad pesquera abocada a la captura del arenque, luego la riqueza como metrópoli del petróleo proveniente del Mar del Norte y ahora la esperanza de lograr algo de brillo como Capital Europea de la Cultura.

Noruegos apuestan por más cultura y menos show

Stavanger, con sus 117.000 habitantes representa la quinta parte de Liverpool, y nada tiene para oponer a la popularidad de la ciudad que vio crecer a los Beatles, sin embargo ambas se constituirán

en Capital Europea de la Cultura para el 2008. Concientes de ello, y quizás también por insuficiencia de fondos, los organizadores noruegos apostaron por un programa cultural sin costosas superestrellas ni eventos espectaculares.

'No, por el momento no tenemos muchas celebridades. Apostamos por la participación ciudadana y la novedad', señaló la jefa de prensa Bente Aae durante la presentación del programa en la cuarta ciudad noruega en envergadura.

Escandinavos prefieren participación ciudadana y no “famosos”

Debido a la escasa popularidad del evento entre la población, los organizadores tuvieron que luchar hasta el final para que se les asignara el magro presupuesto de 300 millones de coronas, unos 54 millones de dólares. Finalmente también el rey Harald V y la reina Sonia, luego de algunos titubeos, confirmaron su participación en la inauguración, este 12 de enero.

Como muestra de sus proyectos, los noruegos presentan cuatro grupos de artistas considerados como 'innovadores', que hace tiempo están trabajando en la costa noruega del Mar del Norte. 'No queríamos famosos que bajan de un avión, hacen su show, y suben otra vez al avión para irse' dijo Aae a periodistas locales, que infructuosamente buscaban nombres famosos en los programas.

Teatro, danza y titiriteros

El teatro musical Transparant (Bélgica), el grupo Inbal Pinto Dance (Israel), el teatro Oskaurs Korsunovas (Lituania) y los titiriteros de Handspring Puppets (Sudáfrica) figuran entre los primeros espectáculos anunciados en el programa de Stavanger.

Los noruegos ofrecen también cerca de 120 espectáculos de un amplio abanico temático y estético, así como con un fuerte contenido regional. Desde las clásicos agrupaciones europeas de instrumentos de viento metalófonos, a proyectos para un ordenamiento artístico del paisaje, pasando por instalaciones en la ciudad, así como exposiciones especiales en el museo del petróleo, en torno de la extracción del petróleo y del gas en el Mar del Norte, figuran en el programa.

Quizás como un pequeño guiño a Liverpool se prevé hasta el otoño (boreal) la muestra de un proyecto arquitectónico bajo el título de una de las canciones de los Beatles 'Madera Noruega', que se refiere a la construcción innovadora y ecológica con madera.

Al igual que una llamativa gran parte de la programación, también este proyecto se vincula y se dirige a la región antes que al exterior. Quizás sin querer sea también el resultado del tradicional escepticismo europeo de los noruegos. En 1972 y en 1994 a través de sendos referendos, la población rechazó la integración del país a la Unión Europea, que en ambas ocasiones había sido apoyada por el gobierno de Oslo.

La Institución “Capital Europea de la Cultura”

Desde 1985, al menos una ciudad de Europa recibe anualmente el título de 'Capital Europea de la Cultura'. Dicho título es conferido por el Consejo de Europa, de acuerdo con las recomendaciones de la Comisión Europea.

El objeto de la nominación es descubrir 'la riqueza, variedad y las características comunes de la herencia cultural de Europa y realizar un aporte para un mejor entendimiento de los ciudadanos europeos'.

Cada año diferentes países proponen algunas de sus ciudades. Para incluir a los diez nuevos miembros de la Unión Europea, debieran nombrarse hasta el año 2019 dos capitales culturales cada año, una perteneciente a un miembro nuevo y una perteneciente a uno antiguo. Mientras tanto también están autorizados a participar países que no pertenecen a la UE.

La primera Capital Europea de la Cultura fue Atenas en 1985. Luxemburgo y Sibiu, en Rumania fueron ambas Capital Europea de la Cultura durante 2007, y para 2008 llevarán ese título la británica Liverpool y la ciudad noruega de Stavanger.

En 2009 serán la austríaca Linz y la capital lituana Vilna. Para el año 2010 ha sido designada la ciudad alemana de Essen, junto con Estambul y la ciudad húngara de Pecs.

DW recomienda