Sony: no es juego | Economía | DW | 03.05.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Sony: no es juego

El gigantesco robo de datos de usuarios en Sony se amplió y podría afectar hasta a 100 millones de clientes, tras el descubrimiento de una intrusión también en Sony Online Entertainment (SEO).

default

Tal como informó la compañía hoy (3.5.2011), los consiguieron robar datos personales de hasta 24,6 millones de clientes del servicio de juegos online, así como información de una "anticuada" base de datos de 2007.

En este último caso se trata de unas 12.700 informaciones sobre tarjetas de crédito y de 10.700 cuentas bancarias de clientes en España, Holanda, Alemania y Austria. Los delincuentes obtuvieron, además del número, el nombre del titular y la dirección.

En el caso de las tarjetas de crédito, Sony subrayó que los ladrones se hicieron con los números, aunque no con el código de seguridad del reverso de las mismas.

Descubrimiento el lunes

Sony destacó que el descubrimiento se hizo el lunes al investigar el anterior robo de datos en las consolas PlayStation Network, así como en el servicio de música y video Qriocity. El ataque conocido ahora tuvo lugar el 16 y 17 de abril, es decir antes del que hubo contra PlayStation Network y Qriocity, que fue del 17 al 19 de abril.

Al igual que en el caso anterior, SEO fue suspendido por el momento mientras se realiza una investigación en profundidad. Los jugadores pueden enfrentarse entre ellos online a través de estos sistemas.

La empresa prometió comunicarse por e-mail con todos los afectados para alertarles y 30 días más de suscripción para compensar por el tiempo en el que el servicio estuvo inactivo, además de recuperar todos los días que se hayan perdido.

Los datos personales robados son en general el nombre, dirección, correo electrónico, fecha de nacimiento, informaciones de registro, password y números de teléfono.

Sony pide disculpas

El domingo, el vicepresidente de Sony, Kazuo Hirai, se había disculpado ante los usuarios de PlayStation Network y Qriocity y anunciado en una conferencia de prensa en la sede central de la empresa en Tokio que se comenzaría gradualmente a restaurar los servicios de juegos online mientras se refuerzan las medidas de seguridad.

Hasta entonces los afectados eran 77 millones de usuarios, 32 millones de ellos en Europa.

Sigue sin estar claro si en el caso de PlayStation Network -servicio por el cual los clientes pueden jugar unos con otros, chatear o ver películas- y Qriocity también se robaron los datos de las tarjetas de crédito.

La semana pasada, Sony admitió el robo al parecer tras ocultarlo durante un tiempo y recomendó cambiar las contraseñas.

dpa
Editor: Pablo Kummetz