1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Sonoro fracaso de la letra propuesta para el himno español

Los españoles seguirán sin poder cantar su himno nacional. La letra seleccionada en un concurso por iniciativa del Comité Olímpico Español (COE), hecha pública apenas cinco días atrás, recibió tal avalancha de críticas desde casi todos los ámbitos que el organismo presidido por Alejandro Blanco decidió cortar por lo sano y anunció hoy la retirada de la propuesta.

"Rancia", "antigua", "simple" y "burda" fueron sólo algunos de los calificativos que recibió la letra, de la que se distanciaron tanto el gobierno socialista como la oposición conservadora, amén de los nacionalistas catalanes, vascos y gallegos.

Y no sólo eso. Políticos y la prensa hallaron en la letra propuesta para el himno, compuesto en 1761 y conocido también como la "Marcha Real", reminiscencias del texto que en 1927 escribió el poeta José María Pemán por encargo del entonces dictador Miguel Primo de Rivera y que luego fue impuesto, con algunas variaciones, por la dictadura franquista (1939-1975).

"La letra ha generado controversia y en muchos casos rechazo", admitió el presidente del COE al referirse a la "falta de consenso" esgrimida para adoptar esta decisión, que también deja sin efecto la idea de convertir en oficiales las cuatro estrofas elegidas para el himno, uno de los pocos del mundo que carecen de texto.

El gran objetivo del COE era brindar a los deportistas españoles la posibilidad de cantar su himno en competiciones internacionales, como hacen los atletas de otros países. Pero para ello, el COE hubiese tenido que reunir al menos medio millón de firmas y remitir la letra como iniciativa legislativa popular al Parlamento para que los diputados decidieran sobre su aprobación o no.

Pese a todo, Blanco no se da por vencido. "Tengo que aceptar la realidad pero esto no quiere decir que no siga creyendo en la idea", dijo, dejando la puerta abierta a un nuevo intento. "En ningún caso es un paso atrás del COE", aseguró.

La idea del organismo olímpico español era que el himno con la letra seleccionada fuese estrenado de forma oficial por el tenor Plácido Domingo el próximo lunes en la gala anual que el COE celebra en Madrid en homenaje a los deportistas españoles.

Pero también esa presentación fue cancelada. "Ayer hablé con Plácido Domingo en cuatro ocasiones y los dos, junto a la Ejecutiva del COE, decidimos que esta letra no podía ser presentada porque no reunía las dos condiciones indispensables: unir más que desunir y tener consenso", declaró Alejandro Blanco.

Desde Milán, el tenor español reiteró que para él sería "un gran honor" interpretar el himno de España una vez que la letra cuente con la aprobación del Parlamento. Domingo agregó que siempre ha creído y sigue creyendo "fervientemente" que el himno de España debería tener una letra y deseó que un día se llegue a una solución.

El cantante dio a entender, sin embargo, que quizás el modo de selección hubiese tenido que ser otro. "Un gran escritor podría hacer algo que convenciera más", dijo. "Será siempre difícil convencer a todo el mundo con una letra", pero sí se puede encontrar "algo de lo que sentirse orgullosos y que a la gente le llegue", añadió.

La letra seleccionada de entre más de 7.000 propuestas por un jurado de expertos presidido por el musicólogo Emilio Casares era la siguiente:

"¡Viva España! / Cantemos todos juntos / con distinta voz / y un solo corazón. / ¡Viva España! / Desde los verdes valles al inmenso mar, / un himno de hermandad. /Ama a la Patria / pues sabe abrazar, / bajo su cielo azul, /pueblos en libertad. / Gloria a los hijos / que a la Historia dan / justicia y grandeza / democracia y paz".

El autor resultó ser un desempleado de 52 años llamado Paulino Cubero, quien trabajó en el Ministerio de Defensa y durante 17 años regentó un pequeño negocio de informática y fotocopias. "Soy un perdedor", relató este hombre cuando fue presentado el pasado viernes, en una improvisada rueda de prensa a la que se vio obligada el COE después de que el mismo día el diario "ABC" adelantara en exclusiva la letra ganadora.

La esperanza del COE era que el himno, con su nueva letra, fuese interpretado por primera vez en competición internacional el próximo 6 de febrero, con ocasión del amistoso de fútbol que disputarán las selecciones de España y Francia en Málaga. Ahora, sin embargo, los jugadores tendrán que limitarse, como siempre, a tararearlo. (dpa)