Sonda espacial rusa caerá cerca de Argentina | NRS-Import | DW | 13.01.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

NRS-Import

Sonda espacial rusa caerá cerca de Argentina

La sonda espacial rusa "Fobos Grunt" caerá posiblemente en algún lugar del océano Atlántico, cerca de Argentina, según informó hoy la agencia espacial rusa Roskosmos.

default

La sonda Fobos Grunt, aún en Tierra. La sonda quedó orbitando de forma descontrolada desde que en su lanzamiento, el pasado 9 de noviembre, fallaron sus motores de propulsión.

La información, publicada en la página web de Roskosmos, corrige previsiones anteriores que estimaban que la sonda, de 13 toneladas, caería en el océano Índico.

La sonda "Fobos Grunt", que debía llegar hasta el satélite de Marte, quedó orbitando de forma descontrolada desde que en su lanzamiento, el pasado 9 de noviembre, fallaron sus motores de propulsión.

Según el experto del Instituto de Problemas Biomédicos ruso Vladimir Sychov, la mayor parte de la sonda se desintegrará al entrar en contacto con la atmósfera, pero unos 200 kilogramos de restos caerán sobre la superficie terrestre.

Colonias de moscas y bacterias

La sonda transporta además colonias de "drosophila" (moscas de la fruta) y bacterias, que se encuentran en cápsulas de titanio herméticamente selladas. Según Sychov, no se prevé que estos organismos sobrevivan a la caída a la tierra, pero incluso si lo hicieran, no serían peligrosas para los seres humanos.

Russland Sonde Mars Mond Phobos Flash-Galerie

Fobos Grunt: fuera de control. Las sustancias altamente contaminantes del tanque de la sonda se desintegrarán probablemente al entrar en contacto con la atmósfera terrestre.

El equipamiento de la "Fobos Grunt" contiene además pequeñas cantidades de cobalto radiactivo. Según el experto del Instituto de Problemas Biomédicos, aunque este material alcanzara la superficie terrestre, es extremadamente improbable que suponga un riesgo.

El experto moscovita Alexander Ilin apuntó sin embargo que no se pueden descartar por completos riesgos para las zonas habitadas en las que pudieran impactar los restos.

La sonda espacial rusa "Fobos-Grunt", que quedó fuera de control, caerá a la Tierra posiblemente el 15 de enero, según los cálculos de las autoridades Moscú.

Sólo parte de la sonda se desintegrará en la atmósfera terrestre, por lo que el Ministerio de Defensa ruso considera que algunos restos impactarán en la Tierra.

Replanteamiento de la estrategia espacial

Aún no se pudo determinar el lugar exacto en el que podrían caer los restos. Según la agencia espacial rusa Roskosmos, podrían impactar en la Tierra 20 trozos de la sonda, de hasta 200 kilogramos de peso en total.

La "Fobos-Grunt" despegó el pasado 9 de noviembre con destino al satélite Fobos del planeta Marte, pero debido a problemas técnicos se quedó orbitando en torno a la Tierra. Ahora se encuentra a una altura máxima de 224 kilómetros y cae progresivamente.

Según Roskosmos, las sustancias altamente contaminantes del tanque de la sonda -que costó 120 millones de euros- se desintegrarán probablemente al entrar en contacto con la atmósfera terrestre. El cobalto radiactivo que transporta no es peligroso.

En diciembre, un satélite militar ruso también se estrelló debido a un fallo en la cápsula rusa Soyuz, tras lo cual Moscú pidió el replanteamiento de la estrategia espacial para finales de febrero.

dpa
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda