1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

¿Son ciertas las afirmaciones de Trump sobre el Acuerdo de París?

Estados Unidos quiere abandonar el Acuerdo de París. Para el presidente Trump se trata de una carga económica y un reparto masivo de bienes propios con el resto del mundo. Analizamos sus datos.

Donald Trump necesitó solo 30 minutos para justificar la salida del Acuerdo de París. La palabra "cambio climático” solo la pronunció una vez. Pero sí habló mucho más de dinero y empleo.

Trump tenía muchos datos. Este dijo que hasta 2040 se reducirá la producción de papel, cemento, carbón, gas natural, hierro y acero. Si Estados Unidos siguiera apoyando el acuerdo climático, se perderían 6,5 millones de puestos de trabajo y el ingreso promedio familiar bajaría a 7.000 dólares. La economía se vería tan perjudicada que, el PIB del país, descendería en tres mil millones de dólares.

Más información:
China quiere salvar el clima con energía atómica
Trump fortalece a China

¿De dónde proceden los datos?
Como el Washington Post informa, los datos citados proceden de un estudio realizado por la Cámara de Comercio de Estados Unidos y el American Council for Capital Formation, ambas instituciones en contra del pacto climático de París.

En 2005, Greenpeace ya escribió que la ACCF recibía subvenciones del enorme consorcio petrolero ExxonMobil.

En los análisis, el estudio eleva, entre otras cosas, los objetivos climáticos más que lo prometido por el presidente Barack Obama. Además, no se mencionan las posibles ventajas que podrían acarrear la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. En el estudio se parte de la idea de que las energías limpias no evolucionarán y, por lo tanto, no reducirán su precio.

Las estadísticas mostradas por Trump contradicen los datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), cuya información indica que la protección climática repercute positivamente y con rapidez en el crecimiento, el empleo y la modernización del G-20.

Manifestación en marzo en Washington por el cambio climático.

Manifestación en marzo en Washington por el cambio climático.

¿El acuerdo es injusto?

Donald Trump reprocha a India, China y Europa seguir con la generación de energía a partir de energías fósiles a través de la construcción de centrales nucleares, "pero nosotros, no podemos”, dijo el presidente Trump. "Es injusto”.

Por un lado, el Acuerdo de París ni permite ni prohíbe. Se trata de explicar a cada país cómo reducir la emisión de gases de efecto invernadero. Además, China paró en enero la construcción de más de cien centrales de carbón y durante tres años seguidos, redujo el consumo de carbón. China acordó reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero entre un 60% y 65% hasta 2030. Además de invertir miles de millones en energía solar, eólica y atómica.

India también se comprometió a reducir sus emisiones entre un 33% y un 35% entre 2005 y 2030. India, como todos los países que firmaron el pacto climático, tendrá que presentar informes con regularidad.

¿Vale la pena el 0,2%?

Donald Trump pone en tela de juicio la efectividad del pacto climático. "Incluso si todos los países cumplieran el Acuerdo de París, solo se reduciría el aumento de la temperatura en un 0,2 grados hasta 2100”. De hecho, muchos expertos critican que dicho pacto no vaya más lejos, menos de dos grados hasta 2100. Definitivamente, el Acuerdo de París es mejor que el Acuerdo de Copenhague.

Trump se remite a un estudio del Massachusetts Institute of Technology de 2015. El diario Washington Post cita a uno de los autores, quien dice que no está de acuerdo con lo dicho por Trump de que no vale la pena perseguir una meta tan pequeña. El acuerdo es variable. Hasta 2030, todos los países tienen la posibilidad de modificar sus objetivos. De hecho, hay estudios que parten de la idea de que el Acuerdo de París podría conllevar a la reducción de 0,8 grados.

Li Keqiang y Angela Merkel, a favor del Acuerdo de París.

Li Keqiang y Angela Merkel, a favor del Acuerdo de París.

¿Con gas y petróleo contra la pobreza?

Donald Trump cree que las energías renovables no pueden abastecer del todo la economía del país: "Las energías renovables pueden abastecer nuestra creciente demanda si solo tenemos un crecimiento económico del 1%. Yo espero entre el 3% y el 4%”, dijo. Él es único que cree en su pronóstico. Casi ningún economista considera que el país consiga dicho objetivo.

Trump señaló en su discurso que Estados Unidos dispone de las mayores reservas de energía del planeta "suficientes para sacar de la pobreza a millones de de trabajadores. Con el Acuerdo de París, las guardamos bajo llave y dejamos de lado la mayor riqueza de nuestra nación”. Sí, el país es el mayor productor de petróleo y gas del mundo, pero a través de la muy cuestionada fracturación hidráulica.

Energías renovables, factor económico

Al mismo tiempo, la producción de energía solar y eólica en Estados Unidos ha aumentado y se ha abaratado. Para este sector, entretanto, trabaja más gente que para el de las energías fósiles.

Algunas grandes ciudades y estados en Estados Unidos expresaron, tras el discurso de Trump, que seguirán guiándose por el Acuerdo de París. También el alcalde de Pittsburgh, Bill Peduto. Trump había dicho que "fui elegido para representar a Pittsburgh, no a París”. Peduto respondió: "Nosotros éramos la ciudad que, al igual que China en la actualidad, el humo contaminó tanto el aire que las farolas estaban encedidas en las calles las 24 horas del día”.

Sabine Kinkartz (RMR/EL)

DW recomienda