1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Solzhenitsin: literatura contra la injusticia

La vida del Premio Nobel ruso Alexander Solzhenitsin, que murió este 4 de agosto de 2008, fue una constante batalla contra las injusticias, con la literatura como única arma. Alemania lo acogió a él y a sus obras.

Solzhenitsin pasó gran parte de su vida encerrado en prisiones y campos de concentración o en el exilio, pero nunca, pese a las dificultades que le significaron mantenerse activo, dejó de escribir.

El escritor, quien nunca conoció a su padre pues éste fue dado de baja seis meses antes de su nacimiento en el frente alemán durante la Primera Guerra Mundial en 1918, fue por primera vez a la cárcel en 1945.

En aquel entonces, culminados sus estudios de física y matemática, Solzhenitsin servía como capitán del Ejército Rojo durante la Segunda Guerra Mundial y en sus cartas se refería critica y despectivamente del dictador Josef Stalin.

Los organismos de seguridad, advertidos del contenido de sus escritos, lo detuvieron y el autor fue condenado a 9 años de trabajos forzados. “En aquel entonces esta pena era considerada moderada” recuerda Solzhenitsin en su autobiografía, “luego de pasar por distintos campos de detención, entre ellos uno para científicos, y de haber trabajado como minero y obrero, desarrollé un tumor que se convertiría en cáncer”.

Literatura vivencial

Todas esas experiencias fueron luego vertidas en relatos literarios: sus novela "Un día en la vida de Iván Denisovich" de 1962 lo hace famoso y con "El primer círculo" y "El pabellón del cáncer", publicadas fuera de su país, se ganó el reconocimiento de la crítica mundial que vio en él al mejor narrador ruso del siglo XX y a una autoridad moral que desafió el autoritarismo con su fuerza ética.

“En 1961, a la edad de 41 años, yo estaba convencido que nunca en mi vida vería una sola línea mía impresa” rememora Solzhenitsin, “lleno de temor apenas si me atrevía a permitirle a un par de amigos muy cercanos leer mis textos; el deseo de someter mis escritos al juicio de conocedores fue al final más fuerte que el miedo a perder los manuscritos a manos de la censura, afortunadamente todo salió bien y mi primera novela fue publicada”.

El exilio: Solzhenitsyn en Alemania

Solzhenitsin recibió en 1970 el Premio Nobel de literatura pero el gobierno ruso no le permitió abandonar el país para recibirlo, la distinción la recibió en una ceremonia tardía, en 1974, el mismo año en el que fue condenado, por segunda vez, al exilio.

El régimen de la Unión Soviética y el escritor tenían una tensa relación que en 1973 alcanzó su cúspide al ser descubierto por el servicio secreto de la KGB el manuscrito del "Archipiélago Gulag", una documentación sobre los campos de concentración durante la era Stalin.

En Alemania se le consideró un símbolo de la libertad que le abría los ojos al mundo sobre la realidad en la Unión Soviética. Cuando Solzhenitsin fue expulsado de su patria, el primero en recibirlo fue su colega y amigo Heinrich Böll en Colonia, ciudad desde la cual el escritor ruso planeó su futuro.

Hasta el año de 1994, cuando Solzhenitsin regresó a su país natal, el valiente autor vivió 20 años exiliado en el estado de Vermont, en los Estados Unidos. Hasta su muerte, en la noche del 3 al 4 de agosto de 2008, aparentemente como consecuencia de un accidente cerebrovascular, Solzhenitsin se ocupó de las injusticias históricas de la Rusia del siglo XX.

DW recomienda