1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Socialismo francés renunciará a aspiraciones revolucionarias del partido

El socialismo opositor de Francia, que aun lucha por superar sus divisiones internas crónicas, ha preparado una nueva declaración de principios, en la que abandona las aspiraciones revolucionarias del partido y apoya la economía de mercado.

Casi un año después de la victoria electoral del presidente Nicolas Sarkozy sobre Segolene Royal, los socialistas no pudieron superar los rencores por la derrota de su candidata. La ausencia de un líder partidario fuerte capaz de desafiar a Sarkozy dejó a los socialistas varados entre los potenciales modernizadores, que aspiran a una reforma en la línea de la renovación de Tony Blair al Partido Laborista británico, y los tradicionales izquierdistas.

Está previsto que el secretario general, Francois Hollande, deje su cargo en noviembre, y los pesos pesado del partido ya se preparan para sucederlo y posiblemente posicionarse para un desafío presidencial en el 2012. Se espera que el nuevo documento, escrito por una comisión conformada por las principales corrientes de opinión socialistas, sea aprobado en un congreso del partido, el 14 de junio.

Es la primera declaración de principios del partido desde 1990. Le Monde dijo que los principios reflejaban un balance entre izquierdistas como el ex primer ministro Laurent Fabius, y representantes más favorables al mercado, como Dominique Strauss-Kahn, alguna vez ministro de Finanzas y que ahora encabeza el Fondo Monetario Internacional.

De acuerdo a lo informado por Le Monde, la declaración abandona una cláusula de 1990, según la cual el partido ponía "la reforma al servicio de sus esperanzas revolucionarias". Mientras mantiene "la crítica histórica al capitalismo" de los socialistas, el documento hace por primera vez un reconocimiento explícito de la economía de mercado, en una cláusula que establece los objetivos económicos del partido.

"Los socialistas están a favor de un mercado social y ecológico, una economía de mercado regulada por poderes públicos, así como por agentes sociales", se lee en la cláusula.

"El sistema que los socialistas quieren es una economía mixta, combinando un sector privado dinámico, buena calidad de servicios públicos, y un tercer sector social de la economía", dice el escrito, refiriéndose al sector entre los ámbitos privado y público. La carta también acentúa el apoyo del partido al desarrollo sostenible, la seguridad social y la Unión Europea. Agencias