Socialdemócratas: una alta apuesta | Política | DW | 25.01.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Socialdemócratas: una alta apuesta

Ya se sabe quién será el contrincante de Angela Merkel en las próximas elecciones federales en Alemania: Martin Schulz, un carismático político hasta hace poco presidente del Parlamento Europeo. ¿Logrará vencer a Merkel?

La alegría entre los diputados socialdemócratas que recibieron hoy (25.01.2017) al designado nuevo jefe del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) y candidato a canciller federal para las próximas elecciones, que se celebrarán en septiembre de este año, era palpable.

No tanto porque Sigmar Gabriel, hasta ahora presidente del SPD y vicecanciller, abandone el timón del partido, sino porque Schulz, "con su idiosincrasia cálida y humana”, llega a la gente. 

No todos están contentos

No obstante, no todos los diputados del SPD quedaron contentos con la decisión. Schulz no era el candidato preferido por el ala derecha del partido, que favorecía a Gabriel.

En la posterior conferencia de prensa, una de las preguntas de los periodistas fue qué papel desempeñará Gabriel en el futuro. Thomas Oppermann, presidente del grupo parlamentario socialdemócrata en el Bundestag (Parlamento) alemán, dijo que "seguirá al servicio del partido”. Oppermann subrayó luego la "gran credibilidad personal” que irradia Schulz, porque "conoce los problemas de la gente y habla su idioma”.

Schulz, de 61 años, retomó ese hilo y se refirió a "la lucha diaria de las familias y parejas en Alemania” y de que se las debía "respetar y proteger”. Agregó que el SPD debe devolverles la confianza y que en el foco de su trabajo estarán también, sobre todo, los niños.

Conquistar la cancillería

Luego subrayó que el SPD se presentará a las elecciones con el claro objetivo de asumir responsabilidad y conquistar la cancillería federal. Schulz quiere devolver al SPD –que en encuestas atrae actualmente solo el 20 por ciento de las preferencias de los votantes– su antigua grandeza.

Schulz atacó luego a los populistas de derecha del partido AfD, definiéndolos como el principal adversario de los socialdemócratas. "Alemania está en peligro”, subrayó, "porque la democracia tiende a desintegrarse”. "Las fuerzas centrífugas de la crisis han dado alas a los enemigos de la democracia”, agregó.

"De otra manera no puede explicarse como Björn Höcke haya podido calificar al Memorial del Holocausto, en Berlín, de "monumento vergonzoso”, agregó Schulz. Höcke es un político ultraderechista perteneciente al AfD.

Para Schulz, el SPD es "el muro de contención contra los enemigos de la democracia”. Preguntado por el papel que debe desempeñar el país en la política internacional, Schulz dijo que Alemania "debe mantener unida a Europa”.

Martin Schulz se transformó de la noche a la mañana en el número uno del SPD, cargando sobre sus espaldas todas las esperanzas de su partido. Angela Merkel se llama su adversaria directa. Es una alta apuesta de los socialdemócratas, pero probablemente la única opción que les quedaba.

Autor: Kay-Alexander Scholz