1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Socialdemócratas lanzan programa para reconquistar cancillería alemana

El Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) cerró filas en torno a su candidato a la cancillería, Frank-Walter Steinmeier, quien prometió una fulminante campaña de cara a elecciones parlamentarias del 27 de septiembre.

default

El candidato socialdemócrata a la cancillería alemana, Frank-Walter Steinmeier.

A poco más de cien días de la cita electoral, Steinmeier se mostró aguerrido y anunció que atacará con dureza las políticas de la rival Unión Demócrata Cristiana (CDU) de la canciller Angela Merkel y el socio natural de ésta, el opositor Partido Liberal, a las que responsabilizó de la actual crisis. "Les haremos ver lo que les espera a los trabajadores si los 'negro-amarillos' obtienen la mayoría", sostuvo Steinmeier ante más de 500 delegados reunidos en Berlín para aprobar la plataforma electoral de la agrupación.

Las alternativas son "justicia social o el principio de la economía radical de mercado. Sólo con nosotros quedará intacto el Estado de Bienestar", afirmó Steinmeier. Al mismo tiempo, Steinmeier advirtió a su partido de abandonar el centro de la sociedad. "Lucharemos por la dependienta de la tienda y por el obrero de la construcción. Pero al mismo tiempo somos y seguiremos siendo el partido del nuevo centro", dijo para citar el término acuñado por el ex canciller socialdemócrata Gerhard Schröder.

A la defensa de lo logrado por y con el ex canciller Schröder

Steinmeier defendió los recortes sociales y laborales impulsados por el gobierno de centro-izquierda de Schröder, alegando que habían abierto el camino para la creación de trabajo y la recuperación de los fondos de previsión social.

El SPD prepara la campaña electoral en una de sus horas más bajas, después de haber obtenido en las elecciones europeas el peor resultado desde 1945, 20,8 por ciento, y de haber caído al 22 por ciento en la intención de voto, 18 puntos menos que la CDU.

Sin embargo, la dirigencia hizo a mal tiempo buena cara. "El que crea que el SPD está ya hecho polvo o arrodillado se equivoca", proclamó el presidente de la agrupación, Franz Müntefering. Müntefering instó a sus correligionarios a mantener "la cabeza fría" y no dejarse llevar por quienes afirman que las elecciones ya están decididas. El discurso de Steinmeier fue ovacionado por los delegados y recibió elogios de las diferentes alas del partido.

Socialdemócratas sueñas con Los Verdes

También el Partido de los Verdes, con el que el SPD aspira a reeditar la alianza que gobernó Alemania de 1998 a 2005, saludó la aguerrida alocución. "Es bueno que el SPD empiece a atacar", sostuvo la jefa de la bancada de Los Verdes, Renate Künast.

Por su parte, para el secretario general de la CDU, Ronald Pofalla, el socio menor (SPD) de la coalición de Angela Merkel "se está moviendo cada vez más hacia la izquierda".

¿Más trabajo, menos impuestos, más ayudas?

La cúpula socialdemócrata presentó una plataforma electoral centrada en la preservación de puestos de trabajo, aumentos impositivos a los ingresos más altos y rebajas y ayudas a las capas de menores ingresos. Asimismo, el programa prevé una mayor inversión en educación y una bonificación para los contribuyentes que presenten su declaración impositiva anual.

El SPD demanda además reglas claras para el control de los mercados financieros y la introducción de un salario mínimo. Propicia un impuesto al valor añadido para actividades bursátiles y mantiene la negativa a recurrir nuevamente a la energía nuclear, respaldando el desarrollo de energía de fuentes renovables.

El SPD rechaza de plano cooperar a nivel nacional con los poscomunistas y socialdemócratas disidentes ahora en el partido La Izquierda, con los que ha compartido gobierno a nivel comunal y regional, y si los votos lo obligan, estaría dispuesto a volver a Berlín de la mano de los democristianos.

Autor: JOV/ dpa/ afp

Editor: Enrique López Magallón

DW recomienda