1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania – Política

¿Snowden, testigo en Berlín?

Los partidos de Gobierno impiden invitar a Edward Snowden como testigo en el caso de escuchas de la NSA en Alemania. Pero, ¿hasta cuándo?

Los Verdes y La Izquierda, dos partidos de oposición en el Parlamento alemán, quieren invitar a Edward Snowden como testigo en el caso de las escuchas que la NSA realizó en Alemania, incluso a nivel de integrantes del Gobierno.

Los grupos parlamentarios del oficialismo –socialcristianos, democratacristianos y socialdemócratas— también lo quieren como testigo, pero rechazan una eventual presencia de Snowden en Alemania. Prefieren plantearle preguntas vía videoconferencia o visitarlo en su exilio en Rusia. La razón: cree que así se evitarían complicaciones diplomáticas con Estados Unidos.

El Tribunal Federal de Justicia emitió el lunes pasado (21.11.2016) un fallo por el que concede a Los Verdes y La Izquierda, como minoría en la comisión parlamentaria investigadora del caso NSA (Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos), el derecho a invitar a Snowden a Alemania. El resto de la comisión quiere ganar tiempo, argumentando que debe estudiar aún detalladamente el fallo.

Posible veto del Gobierno

Independientemente de las divergencias de opinión entre la mayoría y la minoría en el Parlamento, el Gobierno alemán podría en última instancia bloquear, sin embargo, la presencia de Snowden en Alemania argumentando "peligros de política exterior y de seguridad”.

El forcejeo político en relación con una eventual presencia de Edward Snowden en Alemania pasa, por lo tanto, a una nueva ronda. En todo caso, en vista del fallo del Tribunal Federal de Justicia, ahora es solo una cuestión de tiempo. El Gobierno alemán deberá tomar en los próximos tiempos una clara decisión: invitación a Snowden a venir a Alemania, sí o no.

Angela Merkel, también testigo

Los Verdes piensan que con el fallo judicial, las posibilidades de que Snowden declare en Alemania ante la comisión parlamentaria investigadora han aumentado. Claro está, agregan, que Snowden está dispuesto a declarar solo en Berlín, "porque desde Moscú no querría decir muchas cosas que en Alemania sí podría decir”. El fallo ha puesto, efectivamente, al Gobierno alemán entre la espada y la pared.

Pero Snowden no es el único testigo al que la comisión investigadora quisiera hacerle un par de preguntas. En la lista de testigos figuran numerosos nombres. Por ejemplo, el de Angela Merkel, invitada a dar su testimonio a mediados de febrero. Las preguntas a la canciller federal girarán seguramente en torno a su teléfono móvil: también este fue objeto de escuchas ilegales por parte de la NSA.

Autor: Marcel Fürstenau