1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Siria: helicópteros disparan sobre manifestantes

La presión internacional crece sobre Siria, pero Damasco no se deja impresionar. Con dureza y desde el aire, asegura la oposición, proceden las fuerzas de seguridad del país árabe contra los civiles manifestantes.

In this photo taken during a government-organised visit for media, Syrian army soldiers ride on their military trucks as they enter the villages near the town of Jisr al-Shughour, north of Damascus, Syria, on Friday June 10, 2011. Elite Syrian forces moved swiftly through the country's restive north on Friday, raining tank shells on rebellious towns, torching farmland and shooting protesters who tried to tear down a poster of President Bashar Assad, activists and refugees said.(Foto:Bassem Tellawi/AP/dapd)

La violencia ha dejado ya en Siria 1.300 muertos, cuentan ONG.

No está disponible, le ha dejado saber el presidente sirio, Bashar Al Assad, al secretario general de Naciones Unidas. Para buscar salidas negociadas a la crisis en el país árabe quería hablar con él Ban Ki-moon, pero por parte de Damasco no existe interés en un encuentro.
Ahora, el Consejo de Seguridad de la ONU debate una propuesta de resolución, presentada por Alemania, Reino Unido, Francia y Portugal, que condenaría la violencia ejercida contra la población e impondría un embargo a la venta de armas a Siria.
Y de nuevo Al Assad se muestra impasible: ayer (10.06.2011), tras el tradicional rezo de los viernes, volvieron los manifestantes a las calles, y también los muertos. Por Internet circulan vídeos en los que pueden verse helicópteros de combate disparando a civiles.
¿Ciudadanos desarmados o extremistas?
In this image made from undated amateur video released by a group which calls itself Ugarit News and taken from APTN, empty streets are seen in Jisr al-Shughour in the northwestern province of Idlib, Syria. Thousands of elite troops led by Syrian President Bashar Assad's brother converged Wednesday, June 8, 2011 on a restive northern area, and neighboring villages warned that the convoys of tanks were approaching, a resident and a Syrian activist said. (Foto:APTN/AP/dapd)

Calles vacías por la violencia en Jisr al-Shughour, en la provincia de Idlib, Siria.

Sobre todo en la provincia de Idlib, en el noroeste del país, hizo notar el Ejército sirio su presencia: 30.000 soldados fueron desplegados aquí "para restaurar el orden público". El resultado es, según contabiliza la oposición, de al menos 30 muertos, nueve de ellos sólo en la ciudad de Latakia. También en Maarat se habrían producido graves enfrentamientos: después de que los manifestantes lograran doblegar a las fuerzas de seguridad y prendieran fuego a una comisaría y al edificio de unos juzgados, helicópteros de combate habrían disparado a la masa desde el aire.

Vídeos que muestran a los helicópteros en plena acción y a policías descargando sus armas contra ciudadanos circulan por la Red. Las cadenas de televisión árabe hablan de decenas de fallecidos a consecuencia de las operaciones militares del día de ayer. Testigos de la oposición aseguraban en el canal Al Yazira haber visto cómo los dispositivos del régimen atacaban a las ambulancias que transportaban a los heridos. El Gobierno sirio, por el contrario, acusa a grupos extremistas de provocar disturbios y ser responsables de la muerte de 120 militares y agentes.
1.300 muertos, 4.200 refugiados
Syrian refugees talk in a camp set up by Turkish Red Crescent in the Turkish town of Yayladagi in Hatay province, Turkey, Friday, June 10, 2011. The Turkish region borders with Syria and said Wednesday it would open its borders to aid Syrians who are fleeing from violence, as Syrian troops backed by dozens of tanks massed near the border, Friday, preparing to move on Syrian protesters and what they called mutinous forces.(AP Photo/Burhan Ozbilici)

4.200 sirios han buscado refugio en la vecina Turquía.

Los acontecimientos en Idlib sacan a relucir que la raíz de la protesta siria, al contrario de lo sucedido en Egipto, reside en el campo y no en las grandes ciudades. Es la población rural la que da rienda suela a su descontento, muy presionada por el sistema de control del régimen y gravemente afectada por la precaria situación económica.

1.300 personas han perdido ya la vida desde el comienzo de las protestas en Siria, calculan las ONG. A la vecina Turquía han llegado ya más de 4.200 refugiados. Ankara asegura que seguirá manteniendo las puertas abiertas para quienes busquen protección, e intenta a través de la Media Luna Roja organizar efectivamente la ayuda y evitar así un desastre humanitario. Bashar Al Assad, criticó el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, subestima la gravedad de la situación en su país.
Sanciones sí, intervención no
Supporters of Syrian President Bashar Assad, kneel on the ground as they kiss a portrait of Assad during a demonstration in his support near the European Union office, in Damascus, Syria, on Thursday June 9, 2011. Syrian troops and heavy armor encircled a restive northern town on Thursday and hundreds of people fled through a single escape route across the lush Turkish border, sharply escalating the upheaval that threatens Syria's authoritarian regime. (AP Photo/Muzaffar Salman)

Leales al presidente sirio Bashar Al Assad besan su retrato.

En vistas del "aberrante uso de la violencia", condenó la Casa Blanca en una declaración, Estados Unidos se ha dicho dispuesto a apoyar la resolución presentada por los europeos ante el Consejo de Seguridad. Ban Ki-moon, por su parte, calificó las acciones militares sirias contra los ciudadanos de "inaceptables".

Pero con el frente libio todavía abierto y con Afganistán requiriendo aún efectivos caben pocas posibilidades de que los aliados occidentales vayan a implicarse en una nueva operación militar. Tampoco conduciría ésta a la solución del problema, opina el activista sirio pro derechos humanos Ghias Al-Jundi: “no queremos una intervención desde el exterior porque no serviría para nada. Lo que sí pedimos son sanciones más duras para el régimen y que la Corte Penal Internacional intervenga en este asunto”.
Autor: Luna Bolívar/ Felix de Cuveland/ dpa/ rtrd
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda