1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Siria, en el foco de la cumbre del G20

El enviado especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Lakhdar Brahimi, viajó por sorpresa a la cumbre del G20 que se inicia hoy en San Petersburgo. Organismos humanitarios urgen a evitar un ataque contra Damasco.

El viaje de Brahimi a San Petersburgo tiene por objetivo incrementar las gestiones para que se lleve a cabo la cumbre sobre Siria de Ginebra, planeada desde hace tiempo por Estados Unidos y Rusia, informó un portavoz de la ONU en Twitter.

En la cumbre del G20, el presidente estadounidense, Barack Obama, segurá buscando apoyos para lanzar una acción militar en Siria. El anfitrión de la cita, el mandatario ruso Vladimir Putin, no cree sin embargo que haya pruebas de que el ejército de Bashar al Assad lanzase un ataque químico contra la población, como denuncia parte de la comunidad internacional.

Llamado a evitar ataque a Siria

Entretanto, organizaciones humanitarias internacionales y árabes advirtieron contra los peligros de un ataque a Siria y pidieron a los líderes del G20 que lleguen a un acuerdo urgente para evitarlo. "Llamamos a la comunidad internacional a dejar de lado las diferencias, llegar a un consenso y desarrollar una postura creíble e inclusiva con respecto a Siria como asunto de extrema urgencia", señala una carta de 256 organizaciones humanitarias árabes.

El documento, publicado horas antes del inicio de la cumbre del G20, advierte de que "la crisis siria amenaza con desestabilizar a toda la región de Cercano Oriente y no sólo a Siria". Si la situación no cambia, el conflicto podría afectar a una población de 13 a 14 millones de personas, señalan los organismos firmantes.

En medio de la tensión creciente, también organizaciones humanitarias internacionales advirtieron contra los peligros de un ataque. "Una intervención militar no es la respuesta y traerá consecuencias imprevisibles y perjudiciales para toda la región", alertó Oxfam. La ONG calificó la situación de Siria como "la mayor crisis humanitaria del mundo" y aseguró que dejó hasta ahora más de 100.000 muertos y dos millones de refugiados.

Advertencia china

Por su parte, China advirtió contra los efectos negativos que produciría un ataque a Siria sobre una coyuntura mundial de por sí frágil. La intervención que impulsa Washington contra el régimen sirio "tendría consecuencias definitivamente negativas" en la economía global, “especialmente en los precios del petróleo,” señaló el viceministro de Finanzas chino, Zhu Guangyao, en San Petersburgo.

Zhu, portavoz de la delegación china en la cumbre del G20, estimó que un aumento de diez dólares en el precio del crudo frenaría el crecimiento mundial en un 25 por ciento. "La única solución adecuada para la cuestión siria es una solución que pase por canales políticos y diplomáticos", consideró el funcionario chino.

er (dpa, afp, reuters)

DW recomienda