“Siria desató una ola de terrorismo” | El Mundo | DW | 18.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

“Siria desató una ola de terrorismo”

Un reciente informe del Instituto para la Economía y la Paz demuestra un dramático incremento del número de víctimas del terrorismo. El fundador del instituto, Steve Killelea, explica las estadísticas en esta entrevista.

DW: ¿Cuáles son las principales conclusiones de su informe?

Steve Killelea: Tanto la intensidad como la dimensión del terrorismo han aumentado sustancialmente entre 2012 y 2013. El número de muertos se ha incrementado en un 61 por ciento hasta alcanzar 18.000. Asimismo, el número de países con más de 15 muertos ha aumentado de 15 a 24. El 82 por ciento de las muertes se produjeron en cinco países: Irak, Afganistán, Pakistán, Nigeria y Siria. Cuatro organizaciones terroristas son responsables del 66 por ciento de las muertes: el Estado Islámico (EI), Boko Haram, Al Qaeda y los talibanes.

¿Cuáles son las principales causas de este incremento?

Lo interesante es que, entre 2007 y 2011, el número de víctimas de ataques terroristas disminuyó en un 20 por ciento. En 2011, comenzó la guerra en Siria, desatando una ola de terrorismo, como se evidencia en el éxito que el EI ha tenido en Siria e Irak.

Steve Killelea, fundador del Instituto para la Economía y la Paz.

Steve Killelea, fundador del Instituto para la Economía y la Paz.

¿Qué condiciones en particular incrementan el terrorismo?

Realizamos muchos análisis estadísticos para entender los indicadores socioeconómicos asociados con el terrorismo, y el resultado fue sorprendente. Las tres cosas que se correlacionan significativamente con el terrorismo son el terrorismo de Estado con ejecuciones extrajudiciales y tortura; el rencor de grupos minoritarios, como en el caso de la minoría sunita en Irak; y en general la falta de la vigencia de la ley en los países. Indicadores como la pobreza no juegan un papel importante.

La mayoría de los ataques terroristas tiene lugar en Estados débiles y fallidos. ¿Cuál es la situación en los países más estables?

El 72 por ciento de los ataques terroristas tienen lugar en zonas de conflicto. Sin embargo, también existe terrorismo en otros países. En México, por ejemplo, ha aumentado el terrorismo. En Turquía, 57 personan perdieron la vida en ataques terroristas, 53 de ellas a manos del EI. Asimismo, existe terrorismo en países como India y Tailandia.

¿Cómo cuentan el número de víctimas por terrorismo en un país como Siria, donde incluso la ONU desistió de calcular la cantidad de víctimas de la guerra civil?

Nosotros usamos la base de datos desarrollada por el grupo START, de la Universidad de Maryland, en Estados Unidos. Es la base de datos más completa de actividades terroristas en el mundo. START cuenta con un sistema que examina periódicos de muchas partes del mundo. Después personas comprueban si los ataques que se mencionan en los artículos cumplen los criterios específicos de un ataque terrorista. En un país como Siria sería muy difícil contar el número exacto de ataques terroristas.

Después del 11 de septiembre, la llamada guerra contra el terrorismo se convirtió en una prioridad de EE. UU. y muchos otros países occidentales. Sin embargo, el número de víctimas ha aumentado de 4,000, en 2002, a casi 18,000, en 2013. ¿Por qué han fallado las estrategias antiterroristas?

En el caso de Afganistán difícilmente se podría argumentar que la respuesta militar no fue apropiada. Sin embargo, no la combinamos con otras iniciativas a fin de fortalecer la sociedad civil. Un ejemplo de ello sería el gobierno de Karzai, que fue extremadamente corrupto. No contaba con el apoyo de muchos de los diferentes grupos en Afganistán. Además, tuvieron lugar ejecuciones extrajudiciales y se practicó la tortura. Para construir una sociedad civil se necesita mucha más que una intervención militar.

¿Cómo se puede contener la propagación del terrorismo?

Necesitamos reducir el nivel de terrorismo patrocinado por el Estado, es decir, las ejecuciones extrajudiciales y la tortura. También deberíamos tratar de resolver los problemas de las minorías en esos países. Para combatir el nivel de violencia en general se necesita una policía eficaz. Otra cosa muy importante es apoyar el islam moderado.

Steve Killelea es experto en desarrollo sustentable y procesos de paz y trabaja en el Instituto de Economía y Paz.