Siria: Al Assad asume nuevo período con mensaje a Occidente | El Mundo | DW | 16.07.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Siria: Al Assad asume nuevo período con mensaje a Occidente

“Países que apoyaron el terrorismo pagarán un alto precio”, aseguró el presidente, quien ganó en las elecciones del pasado 3 de junio.

Un tercer mandato tendrá el presidente de Siria, Bashar al Assad, quien este miércoles (16.07.2014) juró la Constitución en Damasco, tras haber vencido en las elecciones realizadas el pasado 3 de junio, donde obtuvo en 88,7 por ciento de los sufragios. En la ceremonia, el presidente aseguró que seguirá “combatiendo el terrorismo, la corrupción y trabajando en la reconstrucción de Siria”.

El acto, realizado en una sala del Palacio Presidencial de la capital siria, fue presenciado por miembros del Parlamento y otros invitados. El mandatario, vestido de traje y corbata azul, dijo que renovaba su llamado “a quienes fueron embaucados con el fin de usar las armas contra el Estado para que se rindan, porque no pararemos la lucha contra el terrorismo hasta que restablezcamos la seguridad”.

El jefe de Estado, de 48 años, estará otros siete al frente del país, sumido en una cruenta guerra civil que ha dejado casi 200.000 muertos desde 2011. Para él, el conflicto “no tiene como blanco a las personas ni al gobierno, sino a la patria” y agradeció a los presentes por su “determinación” para derrotar a unos rebeldes “que utilizan todos los medios sucios, pero que fracasaron” gracias al apoyo que él ha recibido de la ciudadanía.

“Una bala en el pecho”

Al Assad, que gobierna Siria desde 2000 tras la muerte de su padre, también aseguró en su discurso, que se extendió por una hora y media, que “pronto veremos que los países árabes, regionales y occidentales que apoyaron al terrorismo pagarán un alto precio” y se erigió a sí mismo como un baluarte en la lucha contra el extremismo al referirse a los combates que tiene el Ejército del país con las fuerzas del Estado Islámico de Siria e Irak, EIIS.

En la ceremonia también estuvieron presentes familiares de sirios partidarios del régimen que cayeron en la guerra civil. “Miramos el futuro con mayor confianza”, dijo Al Assad ante la atenta mirada de sus seguidores. “Creemos que el futuro será nuestro y estará en manos de los sirios y de nadie más”, señaló, añadiendo que su elección fue “una bala disparada al pecho de los terroristas y a aquellos que están detrás de ellos”.

DZC (dpa, Reuters, EFE)