Singapur e Indonesia chocan por culpa de la contaminación | El Mundo | DW | 20.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Singapur e Indonesia chocan por culpa de la contaminación

En Sumatra se queman bosques para obtener terrenos para plantaciones. El humo llega directamente a Singapur, donde las autoridades han reclamado a sus vecinos.

Desde hace una semana, los incendios que llevan a cabo algunos agricultores de Indonesia para abrir espacios en el bosque que permitan la plantación de cultivos tienen a Singapur, su pequeño vecino, sumergido en una nube de contaminación que ha enfrentado incluso políticamente a ambos países.

Los niveles de polución del aire en Singapur alcanzó niveles peligrosos para la salud este jueves (20.06.2013), llegando a un máximo de 371 puntos, 71 por encima del nivel considerado “peligroso” para las personas. Esto ha incrementado la presencia de ciudadanos en los hospitales, donde se presentan aquejados de problemas respiratorios.

Singapur de noche, en tiempos normales. Esta postal está llena de humo actualmente.

Singapur de noche, en tiempos normales. Esta postal está llena de humo actualmente.

El récord anterior de polución en la isla-estado data de 1997, cuando los niveles alcanzaron hasta los 226 puntos. Malasia, en tanto, también se ha visto afectada por la contaminación y decretó el cierre temporal de 200 escuelas, así como la prohibición de quemas al aire libre, entre otras medidas que buscan mitigar los efectos del humo en la salud de las personas.

Singapur llora como un niño

El primer ministro de Singapur, Lee Hsieng Loong, pidió a los habitantes de la pequeña isla, cuyos cielos suelen estar limpios, que permanecieran en sus hogares y salieran lo menos posible a la calle, y adelantó que el fenómeno podría extenderse “fácilmente varias semanas y aún más, hasta que termine la estación seca en Sumatra”.

Por lo mismo, las autoridades singapurenses han instado a sus pares indonesios a hacer más para detener las quemas ilegales en Sumatra. El ministro de medio Ambiente de Singapur, Vivian Balakrishnan, dijo que “ningún país tiene derecho a contaminar el aire a expensas del bienestar y la salud de los habitantes de Singapur”.

Desde Indonesia respondió el ministro de Bienestar, Agung Laksono, quien pidió a Singapur que dejara de “quejarse como un niño”, asegurando que la nube procede de incendios. “Esto no es algo que Indonesia desea, se debe a causas naturales”, aseguró. Sin embargo, muchos piensan que las quemas son realizadas por agricultores para ganar terreno al bosque.

DZC (BBC, AP)

DW recomienda