1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Sin frenos hacia la cima

Sebastian Vettel sigue triunfando. Este es un hecho incuestionable. De hecho, la única pregunta que todos se hacen hoy en la Fórmula 1 apunta al futuro, y es muy concreta: ¿Quién podrá frenar al alemán en 2012?

Red Bull driver Sebastian Vettel of Germany, center McLaren driver Lewis Hamilton of Britain , left, and Red Bull driver Mark Webber of Australia, right, listen the German national anthem after winning the Korean Formula One Grand Prix at the Korean International Circuit in Yeongam, South Korea Sunday, Oct. 16, 2011. (Foto:Eugene Hoshiko/AP/dapd

El campeón indiscutible: Sebastian Vettel.

"La gente esperaba que ahora nos lo tomásemos más a la ligera. Pero estamos aquí para ganar y hacerlo lo mejor posible", dijo el insaciable campeón mundial. Los títulos de pilotos y de constructores por segunda temporada consecutiva asustan a sus rivales, pero Vettel está dando a entender que en 2012 no cederá un ápice en su ambición. "Vettel subraya de nuevo su status de coleccionista de títulos", destacó hoy el "Daily Telegraph". Y en el "Corriere della Sera" italiano se leía el siguiente titular: "En la Fórmula 1 se corre ahora sólo por el honor. Y ése es sólo de Vettel".

A pesar de todo, aquellos creen que el joven piloto de 24 años y su equipo Red Bull se dormirán en sus laureles ante tanto éxito están muy equivocados. "Ahora ya no hay quien nos frene", dijo el jefe del equipo, Christian Horner. El británico se refería a las tres carreras restantes de la temporada, pero podría haber dicho exactamente lo mismo respecto del año que viene.

Un calendario apretado

En los próximos días, Vettel y compañía volverán a brindar nuevas imágenes de júbilo. Para el miércoles está prevista la fiesta de la empresa en la fábrica de Red Bull en la localidad inglesa de Milton Keynes. El sábado, Vettel se presentará en Heppenheim, la localidad donde nació, y llevará su coche.

Red Bull driver Sebastian Vettel of Germany celebrates after winning the Korean Formula One Grand Prix at the Korean International Circuit in Yeongam, South Korea Sunday, Oct. 16, 2011. (Foto:Eugene Hoshiko/AP/dapd)

¿Quién podrá frenarle?

Vettel, que todavía podría igualar el récord de su compatriota Michael Schumacher con 13 victorias en una temporada, elogió a su gente: "Es reconfortante ver que el equipo sigue trabajando duro". En la empresa ya se está preparando la conquista del tercer título. El diseñador jefe, Adrian Newey, renunció al viaje a Corea del Sur para seguir impulsando en Milton Keynes el desarrollo del RB8.

Hora de arriesgarse

El premio de 60 millones de euros (unos 84 millones de dólares) por el triunfo del Mundial de constructores llega en buen momento. Por el segundo lugar, McLaren recibirá unos 45 millones de euros (alrededor de 63 millones de dólares) del fondo de comercialización de la Fórmula 1. Para Ferrari y Mercedes, el bono es aún más reducido. Los rivales tendrán que esforzarse al máximo si quieren impedir un año más de dominio de los Red Bull. "Vamos a intentar cosas nuevas, quizás arriesgar algo más en la estrategia", dijo la estrella de Ferrari, el español Fernando Alonso.

En Corea del Sur, el campeón humilló indirectamente a sus rivales cuando en los últimos kilómetros se permitió el lujo de dar la vuelta más rápida pese a llevar ya clara ventaja. "Eso fue más bien para mi propio ego", admitió Vettel entre risas.

Red Bull driver Sebastian Vettel of Germany, center McLaren driver Lewis Hamilton of Britain , left, and Red Bull driver Mark Webber of Australia, right, listen the German national anthem after winning the Korean Formula One Grand Prix at the Korean International Circuit in Yeongam, South Korea Sunday, Oct. 16, 2011. (Foto:Eugene Hoshiko/AP/dapd

En Corea del Sur, el campeón se permitió el lujo de dar la vuelta más rápida pese a llevar ya clara ventaja.

Sin rivales a la vista

La pregunta, entonces, se mantiene: ¿Quién podrá frenar a Vettel? El segundo en Corea del Sur, Lewis Hamilton, dio la sensación de estar golpeado anímicamente, y tiene al parecer problemas personales, tal como dio a entender el jefe de equipo de McLaren, Martin Whitmarsh. Su colega y compatriota Jenson Button brilló varias veces este año, pero no fue lo suficientemente constante. El compañero de equipo y rival de Vettel, el australiano Mark Webber, no gana ninguna carrera desde agosto de 2010. Y Alonso deberá confiar, al igual que los pilotos de Mercedes Nico Rosberg y Michael Schumacher, en que sus ingenieros elijan el buen camino en el desarrollo de los autos.

Pero el temor esta ahí, el temor a que las palabras de Hamilton del domingo tengan validez por largo tiempo: "Fue imposible dar alcance a Sebastian".

Autor: dpa

Editora: Emilia Rojas Sasse

DW recomienda