1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Siguen los disturbios en la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén

Varias personas han resultado heridas en nuevos enfrentamientos en la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén. Los disturbios se iniciaron tras el cierre de la mezquita de Al Aqsa a los musulmanes palestinos.

Palestinos enmascarados y agentes de la Policía israelí se enfrentaron hoy (28.09.2015), por segundo día consecutivo, en la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén (Monte del Templo para los israelíes), después de que un grupo de jóvenes se atrincherara esta madrugada en la mezquita de Al Aqsa.

Con motivo de la festividad judía de los Tabernáculos (Sucot), la policía israelí cerró el acceso a la mezquita a los palestinos. Con ello pretendía que los judíos tuvieran acceso irrestricto al Monte del Templo. Para ello, la policía levantó barreras en las zonas de entrada al recinto amurallado e impidió el paso a todos los palestinos menores de 50 años.

La policía se enfrentó a un grupo de palestinos y también resultó dañada la mezquita, informó Azzam Khatib, director de la fundación islámica Waqf que custodia los lugares sagrados.

Intervención de la policía

El enfrentamiento en la zona abierta de la explanada se produjo después del amanecer y duró poco más de una hora. Los palestinos arrojaron “piedras, fuegos de artificio y cócteles molotov” desde el interior, dice un comunicado de la policía, en el que se precisa que éstos objetos fueron repelidos por una suerte de nueva “pantalla” desmontable llevada al lugar por los agentes.

Betlehem Palästinenser Proteste

Policía israelí: Los palestinos arrojaron "piedras, fuegos de artificio y cócteles molotov".

Según Khatib, la policía usó granadas aturdidoras para obligar a los palestinos a retroceder y, acto seguido, cerró las puertas del templo con cadenas. Algunos testigos denunciaron que grupos de judíos paseaban por el lugar acompañados de policías y que algunos, incluso, se subieron al tejado de la mezquita.

Luba Samri, portavoz de la policía, explicó que las restricciones se producen “a raíz de los disturbios y no viceversa”, y agregó que en todo momento “la Policía ha tratado de instar al Waqf Islámico para que instaurara el orden pero no ha sido posible”.

Los extremistas judíos habían convocado a sus seguidores a aprovechar la fiesta de los Tabernáculos para visitar el Monte del Templo, un lugar sagrado tanto para el judaísmo como para el islam. Los palestinos, por su parte, habían llamado a proteger la mezquita con su presencia.

“El gobierno israelí decidió repartir la mezquita (entre musulmanes y judíos)”, dijo Khatib. “Esto es un asunto muy peligroso que podría tener efectos sobre toda la región. La mezquita sólo es para los musulmanes y nadie más tiene derecho sobre ella”. El gobierno del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, sin embargo, niega tener planes de modificar el estatus de la mezquita.

La Explanada de las Mezquitas es el tercer lugar más sagrado para el islam -tras La Meca y Medina- pues alberga la mezquita de Al Aqsa y la Cúpula de la Roca.

Israel Verschärfung der Strafen für Steinewerfer angekündigt

Según Khatib, la policía utilizó granadas aturdidoras contra los palestinos.

Pero también es donde se encuentran las ruinas del templo bíblico de Salomón, con el Muro de las Lamentaciones, y por tanto el más sagrado del judaísmo y es con frecuencia escenario de tensiones.

En principio sólo se permite la entrada a los musulmanes para rezar, pero en determinadas ocasiones también se abre a los visitantes judíos, algo que los musulmanes consideran una provocación.

JC (dpa, EFE)