Siguen insultos racistas contra ministra de Integración italiana | Europa | DW | 15.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Siguen insultos racistas contra ministra de Integración italiana

Cécile Kyenge recibió el apoyo del primer ministro, quien exigió a la Liga del Norte que detenga este espectáculo, al que calificó de “vergonzoso”.

No se aplaca la ira por el insulto racista que lanzó un senador de la Liga del Norte contra la ministra de Integración, Cécile Kyenge, cuando otro miembro de ese movimiento derechista italiano volvió a atacarla en Facebook, en una seguidilla de vulgaridades que empiezan a tornarse peligrosamente repetitivas en la política de ese país.

El primer ataque corrió por cuenta del vicepresidente del Senado, Roberto Calderoli, quien comparó a la ministra con un orangután. Este lunes (15.07.2013) se supo que el asesor para la inmigración de Veneto, también militante de la Liga del Norte, Daniele Stival, escribió en su página de Facebook que “Estamos profundamente indignados por los términos ofensivos utilizados por Calderoli con una criatura de Dios como es el orangután”.

La frase de Stival, que fue borrada de Facebook rápidamente, continuaba diciendo que “consideramos vergonzoso que se pueda comparar a un pobre animal indefenso y sin escolta con un ministro congoleño”. Tras recibir críticas desde todos los frentes, Stival se defendió diciendo que “era solamente una broma, una de las muchas que hago. Me di cuenta de que era pesada y me he disociado de ella borrándola”.

“Siempre comparo personas con animales”

Cuando Kyenge, nacida en Congo pero ciudadana italiana, asumió el cargo hace cuatro meses, la derecha reaccionó atacándola por su color de piel. El exparlamentario de la Liga del Norte, Mario Borghezio, dijo que “los africanos pertenecen a una etnia muy distinta que no ha producido grandes genios”. La ministra también ha sido amenazada de muerte y hasta han llegado a desear que la violen por el caso de un africano detenido en Génova por abusar de dos chicas.

Ante ese escenario, el primer ministro de Italia, Enrico Letta, exigió a la Liga del Norte que tome medidas por los “vergonzosos” comentarios racistas. El jefe de Gobierno dijo que todo este triste espectáculo dañó la imagen italiana en el exterior y pidió al partido derechista “cerrar de una vez por todas esta página vergonzosa. Basta, acabemos con esto, ha sido suficiente de esta vergüenza”.

Calderoli, que tiene un historial de declaraciones polémicas, ofreció disculpas a regañadientes señalando que “no hubo nada racista, siempre comparo a las personas con los animales”. Tras una oleada de peticiones para que Calderioli deje su escaño en el Senado, éste respondió que no lo hará y aseguró que Kyenge no estaba calificada para su puesto. “Me sorprende que alguien que habla italiano con dificultad haya sido elegida como ministra”, sentenció.

DZC (El Mundo, Reuters, dpa)