1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Siguen enfrentamientos con insurgentes en base aérea india

Otros dos atacantes permanecían escondidos en el recinto, donde el sábado un ataque terrorista había causado la muerte de siete militares.

Pese a que las fuerzas armadas indias habían asegurado tener el control absoluto de la base aérea de Pathankot, en Punjab, región fronteriza con Pakistán, tras el ataque terrorista que se saldó con siete militares muertos y 20 heridos el sábado 2 de enero, este domingo (03.01.2016) dos terroristas salieron de su escondite dentro del mismo recinto y se enfrentaron con las tropas. El sábado, las autoridades habían elogiado la eficiente reacción del Ejército.

Los intercambios de disparos este domingo se extendieron durante varias horas, más de un día después del ataque original. Existe confusión sobre el número de atacantes que sigue en el lugar, luego de que cuatro de ellos fueran abatidos la tarde del sábado. “El área no puede ser declarada totalmente limpia”, dijo el mariscal del aire Anil Khosla en una conferencia de prensa en Nueva Delhi.

Ver el video 01:17

Ataque a una base áerea india

El secretario de Estado Rajiv Mehrishi dijo a la prensa que esperaba que los insurgentes fueran neutralizados en el curso del domingo, pero que no sería posible confirmarlo hasta que sus cuerpos fueran recuperados. Esto contradice informaciones entregadas en la mañana, que aseguraban que los dos atacantes ya habían sido eliminados. Hasta el momento han muerto al menos once personas en la operación, siete soldados y cuatro atacantes, informó una fuente oficial

Exigen más personal

El ataque contra la base aérea, ubicada a 25 kilómetros de la frontera con Pakistán, ocurre apenas unos días después de que el primer ministro Narendra Modi visitara inesperadamente a su par paquistaní, Nawaz Sharif, en lo que parece ser un esfuerzo por revivir las conversaciones de paz entre los dos vecinos, enemistados por la compartida región de Cachemira. Esos intentos por recomponer las relaciones cuentan con una fuerte oposición en ambos países, por lo que el ataque es visto como un intento por desestabilizar los acercamientos.

El jefe segundo del Gobierno del Punjab, Sukhbir Singh Badal, advirtió de la necesidad de incrementar las medidas de seguridad en la provincia con el despliegue de comandos especiales y el uso de “tecnología” como la utilizada en “otras fronteras internacionales”, puesto que esta es, dijo, “la segunda o tercera vez” que se produce un ataque en esta zona. Pakistán condenó el suceso y aseguró que sigue “comprometido” a colaborar con India y otros países de la región para erradicar la amenaza terrorista.

DZC (EFE, AP, Reuters)


DW recomienda

Audios y videos sobre el tema